• El Diario Oficial de Galicia publicó la orden de Medio Rural que determina la época de alto riesgo de incendios forestales
  • La época comprende los meses de julio, agosto y septiembre, donde habrá un dispositivo desplegado de más de 7.000 efectivos
  • Como novedad, este año la época variable de incendios comprende también los meses de junio y octubre, que se refuerzan con personal fijo-discontinuo

 

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publicó la orden de la Consellería de Medio Rural por la que se determina la época de peligro alto de incendios. Este período comenzará el 1 de julio y finalizará el 30 de septiembre.

Tal y como establece la Ley de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia, la consellería con competencias en materia forestal definirá la época de peligro alto que condicionará la intensidad de las medidas que se vayan a adoptar para la defensa del territorio de Galicia. Así, se determinó ese período de alto riesgo teniendo en cuenta los antecedentes y datos históricos sobre el riesgo de aparición de incendios y sobre el incidente de las variables meteorológicas en el comportamiento del fuego.

En ese período, como es habitual, trabajarán en la protección de nuestros montes más de 7.000 personas que conforman el dispositivo de lucha contra incendios forestales para la temporada de verano. Este servicio incluye personal de la Xunta, de los ayuntamientos, del Ministerio, del ejército y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Además, como novedad, este año la época variable de incendios comprende también los meses de junio y octubre, además de los de febrero, marzo y abril. De ahí que se refuercen esos dos meses con personal fijo-discontinuo, que el pasado año trabajaron 4 meses y este se aumenta a 5 meses.

La Consellería de Medio Rural recuerda que está la disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 085, a lo que deben llamar en caso de detectar algún fuego forestal. También estará operativo a partir de la época de alto riesgo el número de teléfono anónimo de denuncia de los incendiarios, el 900 815 085, donde los vecinos podrán alertar sobre actividades sospechosas suministrando cualquier información que atribuirte valor en una investigación policial presente y futura.