• Esta fiesta ancestral  fue acompasada por música y danza gallega  y un pequeño mercadillo de productos artesanales

Afluencia de público

 

El día de los “maios” en O Barco de Valdeorras se convirtió en toda una fiesta en la que estuvieron presentes las tradicionales coplas y las figuras creadas a base de musgo, plantas, flores y otros elementos naturales.

Una vez más, las personas que elaboraron con sus propias manos los “maios” recrearon diversas escenas con imaginación y mucha paciencia, pues se precisa tiempo para su elaboración.

Los “maios” desfilaron por las calles de O Barco hasta la Praza do Príncipe, donde fueron acomodados para el disfrute y contemplación por parte del público. El entorno también concentró un mercadillo de productos artesanales de vino, dulces, mermeladas y hasta encaje de bolillos, entre otros muchos.

La mañana del martes festivo discurrió además con la música y baile tradicional, animando al numeroso público que se aproximó hasta la citada plaza.

O Barco exaltó con este rito ancestral el mes de mayo, la naturaleza y la primavera.

  • En imágenes:

Uno de los maios

Público

Otro maio

Desfile por las calles de O Barco

Cantando

Actuación

Haciendo encaje de bolillos