• En 2035 habrá un dron por cada cuatro coches de policía y uno por cada dos camiones de bomberos

Participantes en la jornada técnica

 

“Las aeronaves no tripuladas pueden ofrecer una perspectiva única con un coste muy reducido en comparación con las técnicas tradicionales de vigilancia. Además, los drones de uso profesional pueden dirigirse a un punto en concreto donde haya saltado cualquier tipo de alarma, cubrir la zona de emergencia y proporcionar datos objetivos y en directo a los actores de esa emergencia. Esto hace de ellos una tecnología muy útil y de vital importancia para una actuación rápida y eficaz de los cuerpos de seguridad”. Con estas palabras, el subdelegado del Gobierno en Ourense, Roberto Castro, destacó la importancia de los drones, en el acto inaugural del encuentro y jornada técnica de miembros de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea con representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que se llevó a cabo hoy viernes dentro del Congreso Internacional de Drones.

Roberto Castro, aseveró que “el Gobierno, con la aprobación del Real Decreto 1036/2017, de 15 de diciembre, ha dado a esta tecnología un marco integral que completa la normativa comunitaria en materia de drones y engloba toda la cadena de valor del sector, teniendo en cuenta, entre otros, aspectos como la certificación de las aeronaves, el mantenimiento, la formación de los pilotos o las condiciones aplicables a los operadores, entre otros”.

Participantes

 

España cuenta con casi 3.000 operadores y 74 escuelas autorizadas, más de 3.750 pilotos y más de 4000 aeronaves habilitadas para uso profesional. Y las previsiones apuntan a que estas cifras se multiplicarán por 30 en los próximos quince años. El uso de RPAS (siglas en inglés para denominar a los sistemas de aeronave no tripuladas operadas por control remoto) para Seguridad y Salvamento ocupa un espacio propio en el Plan Estratégico para el desarrollo del sector civil de drones 2018-2021, elaborado por el Ministerio de Fomento.

Intervención del subdelegado del Gobierno

 

Las cifras que maneja este documento sobre el futuro de los drones en la materia son clarificadoras. En el año 2035 harán falta en España 16.000 drones. De ellos, 7.000 se destinarían a las tareas de vigilancia y otros 9.000 drones, a las actividades de primera respuesta. La estimación que maneja este documento es que habrá 1 dron por cada cuatro coches de policía y 1 dron por cada 2 camiones de bomberos

El ámbito con más experiencia en la materia es el del uso militar. El Ministerio de Defensa cuenta desde el año 2014 con un Plan Director propio y desde el año 2015 con el programa Rapaz, que se encarga de evaluar sistemas RPAs para las Fuerzas Armadas. A este se le unirá en breve otro programa, el Cóndor, que realizará lo mismo pero con los llamados sistemas antidrones, escudos que detectan drones intrusos y activan contramedidas no invasivas para alejarlos.

En el caso de la Guardia Civil y Policía, el uso de drones se está centrando en actividades operativas, de apoyo en tareas de vigilancia y de búsqueda. De hecho, España participa activamente en el grupo de trabajo de drones de la red europea de cuerpos policiales, ENLETS, y ha dirigido el primer vuelo intraeuropeo coordinado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad de la Unión Europea.

Roberto Castro, en el encuentro