• Manuel Baltar visitó la estación de Manzaneda, que pone en funcionamiento los primeros cañones de nieve
  • El presidente de la Diputación afirma que el sistema de innivación “supondrá un antes y un después en la estación de montaña”, y destaca “la firme apuesta de la Diputación de Ourense, de la mano de la Xunta de Galicia, por modernizar esta infraestructura de deporte y naturaleza, singular en el noroeste de la Península Ibérica”

Durante la visita a la estación de montaña de Manzaneda

 

El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, visitó hoy Cabeza de Manzaneda para comprobar el funcionamiento de los primeros cañones de producción de nieve instalados en la estación de montaña. Manuel Baltar, acompañado de la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, y del director de Oca Nova Manzaneda, Gustavo Sanmartín, asistieron a la puesta en funcionamiento de los cañones de innivación, tecnología aplicada a la producción de nieve que es consecuencia de la apuesta por la modernización de equipaciones realizada por el consejo de administración de MEISA, integrado por la Diputación de Ourense y la Xunta de Galicia.

 

El presidente del gobierno provincial considera que el sistema de innivación “supondrá un antes y un después en la estación de montaña de Cabeza de Manzaneda, una infraestructura deportiva en la que se trabaja también por la desestacionalización para diversificar su oferta de ocio y naturaleza, además de en los meses de invierno, a lo largo de todo el año”. Baltar considera que la “firme apuesta de la Diputación de Ourense, de la mano de la Xunta de Galicia, por modernizar esta infraestructura, singular en el noroeste de la Península Ibérica contribuirá a atraer mayor competitividad para Manzaneda, Trives y todo este entorno de la provincia, favoreciendo un tipo de turismo de calidad alrededor de la naturaleza y el deporte”.

Los primeros cañones de nieve están instalados en la zona superior del complejo de Cabeza de Manzaneda, área destinada a esquiadores que se inician en este deporte, visitantes y cursos de esquí. La estación de montaña tiene abiertas sus instalaciones para la práctica del esquí, incluidos los remontes, con espesores de nieve en polvo de entre 10 y 25 centímetros, 11,3 kilómetros esquiables y un total de 19 pistas abiertas.