• La Confederación del Miño-Sil aprobó el proyecto de implantación del plan de emergencia de las presas de Bárcena, dique del Collado de Bárcena y Fuente del Azufre
  • Las tres presas, que conforman un sistema de explotación único, están clasificadas en categoría A lo que obliga a que dispongan de un Plan de Emergencia
  • Los Planes de Emergencia de Presas (PEP) son documentos preceptuados por la legislación vigente con el objetivo de disponer de un análisis de seguridad, estrategias de intervención, organización y medios, para una adecuada comunicación y actuación en caso de accidente
  • La inversión prevista superará los 930.000 euros

 

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, a través de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), ha aprobado el proyecto de implantación del plan de emergencia de las presas de Bárcena y dique del Collado de Bárcena en Ponferrada (León) y Fuente del Azufre en Cubillos de Sil.

Las tres presas están clasificadas en categoría A, lo que obliga a que dispongan de un Plan de Emergencia tal y como establece la Directriz Básica de Planificación de Protección Civil ante Riesgos de Inundaciones y por el Reglamento Técnico sobre Seguridad de Presas y Embalses.

Estas presas, cuya gestión está encomendada a la CHMS, conforman un sistema de explotación único, de forma que las dos primeras cierran el embalse de Bárcena que actúa como elemento regulador de la cuenca y, la tercera, situada inmediatamente aguas abajo, sirve de derivación para usos hidroeléctricos y de regadío.

Estos planes de emergencia sirven para determinar, tras el correspondiente análisis de seguridad, las estrategias de intervención para el control de situaciones que puedan implicar riesgos de rotura o de avería grave de la presa y establecer la organización adecuada para su desarrollo.

Por otra parte, delimitan la zona inundable en caso de rotura, indicando los tiempos de propagación de la onda de avenida y efectúan el correspondiente análisis de riesgos.

Para ello, los organismos competentes han de disponer de la organización y de los medios adecuados para información rápida sobre incidentes, la comunicación de alertas y la puesta en funcionamiento de los sistemas de alarma que se establezcan.

El proyecto

Las obras definidas en el proyecto consisten en la instalación de diez sirenas electrónicas que dispondrán de la cobertura acústica necesaria para que en toda la zona afectada se alcancen los niveles sonoros preceptivos.

La activación de la señal sonora podrá realizarse indistintamente desde la Sala de Emergencia que estará ubicada en el Poblado de Bárcena y que dispondrá de los equipos informáticos y de comunicación necesarios, o desde el Centro de Control de Cuenca (CECU) que la CHMS tiene en Ourense.

En el CECU están ubicados en la actualidad todos los equipos del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del organismo de cuenca, por lo que sólo será necesaria la instalación de los equipos complementarios, básicamente PC/Servidor y Frontal de comunicaciones, de forma que puedan realizarse el control remoto de los equipos instalados en la Sala de Emergencia de la presa de Bárcena y que englobará a todos los Planes de Emergencia de las distintas presas gestionadas por la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil.

El ámbito de actuación queda definido por el alcance de la onda de rotura en la zona afectada en la primera media hora, que para las presas de Bárcena y Fuente del Azufre abarca un tramo del río Sil desde la propia Presa de Bárcena hasta la carretera N-536, y para el Dique del Collado de Bárcena abarca un tramo del Arroyo Barredos desde el Dique hasta la localidad de Bárcena del Bierzo.

La inversión prevista superará los 930.000 euros.