• La Confederación del Miño-Sil elimina especies invasoras de la margen derecha del Miño en Ourense
    • Actuaciones incluidas en la programación anual del Servicio de Conservación y Restauración de cauces
  • Serán retiradas las especies Arundo Donax, Acacia Dealbata y Ailanthis Altissima, presentes en más de 7 kilómetros de río
  • Estos trabajos se prolongarán hasta el mes de agosto y suponen una inversión cercana a los 50.000 euros

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, continúa los trabajos de limpieza de ríos en la provincia de Ourense. La actuación más importante de esta semana se realiza en la margen derecha del Miño en la ciudad de As Burgas.

Problemática actual

De la inspección previa realizada se observó importante presencia de rodales de tres especies exóticas invasoras acacia, ailanto y caña, Arundo donax, Acacia dealbata y Ailanthis altissima, respectivamente. Además, se detectó un gran número de árboles secos en pie con riesgo de caída a cauce o zonas de paseo y otros caídos en dominio público hidráulico y zona de servidumbre.

Actuaciones programadas

Los trabajos consisten en la tala, apilado y retirada de los pies de acacia  y ailanto; en el caso de ejemplares de alialanto de pequeño tamaño se llevará a cabo arranque manual con raíz.

Tras la corta se aplicará herbicida con pincel sobre los tocones para el control del rebrote. En aquellos casos en que el diámetro de los tocones no permita la aplicación de biocida con pincel, por ser muy pequeños y numerosos, se realizará una aplicación localizada con pulverizador de mochila.

También se procederá a la corta, apilado y retirada de las cañas presentes en el tramo e inmediatamente después de la ejecución se pulverizará la zona con biocida; asimismo en zonas sin riesgo de erosión -con baja pendiente y alejadas del alcance de aguas medias- se procederá a la extracción de raíces mediante decapado mecánico localizado.

Por otra parte, se realizará la tala, troceado, apilado y retirada de los árboles secos en pie y de los árboles caídos presentes en el tramo.

Todo el material vegetal resultante se cargará y se gestionará a través de gestor autorizado.

Finalmente se contempla la posibilidad de culminar la actuación en otoño con estaquillado o plantación de especies de matorral o arbóreas propias de ribera o que pueda certificarse su compatibilidad.

Estos trabajos, que están siendo ejecutados una brigada compuesta por 4 operarios especializados apoyados por maquinaria en la retirada de los ejemplares más consolidados, se prolongarán hasta el mes de agosto y suponen una inversión cercana a los 50.000 euros.