• La concejala de Festejos destaca el esfuerzo y la ilusión que se ha puesto en un programa que funde tradición y novedades
  • Descargar programa aquí

Laura Álvarez Alonso, concejala de Cultura, Turismo y Fiestas de Bembibre (León), se ha volcado en la organización de las Fiestas del Cristo de la localidad, del 13 al 17 de septiembre, celebración que no sería posible, dice, sin la ayuda del Patronato de las Fiestas y las personas que colaboran para que todo salga bien, a las que dice, “tengo que agradecer su entrega”. Es consciente de que idear un programa festivo siempre puede despertar críticas, si bien señala que se han destinado muchas horas y mucho esfuerzo para realizar unas fiestas para todos los públicos y edades, tanto niños, jóvenes y personas mayores.

Laura Álvarez Alonso

 

¿Qué es lo más atractivo de las fiestas y cuál es la novedad?

Destacaría el concierto de David Otero, que es de primer nivel. Y como novedad haría hincapié en que este año sí habrá  “Bembirock”, ha sido recuperado. Será el 13 de septiembre, miércoles, a las 00,15 horas.  El año pasado no pudo realizarse por falta de presupuesto. Pero es importante destacar que, además de dar alterantivas a la juventud,  que podrá disfrutar de un apartado especial de discomóvil, videomapping interactivo y graffiti digital, hay actividades para todas las edades. Así, contaremos también con la actuación estelar de la Orquesta Panorama, el 14 de septiembre (jueves), grupos de baile etc.

¿Cuál es el apartado más tradicional del Cristo en Bembibre?

Los fuegos artificiales y el mercado medieval, los actos religiosos…Este año va a haber una oferta más amplia con espectáculos de fuego y teatro en la calle, así como una importante oferta cultural y teatro para público familiar. Luego también conciertos de la escuela de música, entre otras muchas

¿Qué presupuesto destina el Ayuntamiento de Bembibre a las fiestas patronales?

El presupuesto asciende a 70.000 euros. Brindamos unas fiestas con nivel y de calidad, un programa donde todas las edades tienen su espacio. Las fiestas mueven mucha gente, tanto vecinos como visitantes. El sábado es el día que habrá mayor movimiento pues son una cita ineludible para las personas que siendo de aquí residen fuera y para los vecinos del entorno.

Antes de ser concejala de Fiestas era de Bienestar, ¿le gusta esta Concejalía o es de las que da más quebraderos de cabeza?

Llevó dos años al frente de la Concejalía. Sí es cierto que las fiestas son un área muy expuesta a las críticas porque no es fácil contentar a todos. Es muy difícil que no existan críticas. Pero vivimos tiempos de austeridad, el presupuesto es limitado y hay que ajustarse a ello. Tratamos de hacerlo lo mejor posible con el dinero que hay y creo que se ha conseguido un buen programa en el que los niños tienen su propio espacio con muchas actividades, pero también los adultos. Estoy contenta con el resultado y el trabajo que se ha hecho durante meses para las fiestas. Yo he puesto toda mi ilusión y mucho trabajo, buscando cosas nuevas, conciertos, actividades, intentando siempre satisfacer a todos los públicos. Son las fiestas grandes y es una responsabilidad hacerlas bien.

¿Cómo va vivir personalmente las fiestas del Cristo?

Pues ahora las vivo de otra manera, porque estoy pendiente de todo, de que cada cosa salga bien, de la organización. Pero las disfrutaré.

¿Qué mensaje lanzaría desde aquí?

Pues quiero agradecer profundamente toda la ayuda y colaboración  de las personas que se implican con estas fiestas y que están pendientes de los detalles. El Patronato de Fiestas y muchas personas trabajan mucho para que salga bien. Le agradezco la colaboración porque sin ellos y ellas no sería posible.