• Sequía, heladas y pedrisco fue la conjunción climatológica que sitúa la producción en la mitad de una cosecha normal

Inicio de la vendimia de la cooperativa

 

La Cooperativa Virxen das Viñas de A Rúa inició la vendimia este fin de semana, concretamente el sábado 10 de septiembre. Se establecieron cinco días para la recogida de las uvas, la mitad que en campañas anteriores, teniendo en cuenta que este año la producción es menor que en años anteriores debido a la climatología atípica de 2017. De modo que permanecerán abiertas las instalaciones hasta el miércoles, 13 de septiembre.

La primera jornada del sábado se cerró con unos 100.000 kilos de uvas recogidas y colas en las instalaciones para pesar y depositar las cosechas.

  • Vídeo:

 

Julio Ricarte, enólogo de la cooperativa, manifestó que este año  la climatología fue negativa para producción de uva ya que “nos afectó la helada primaveral, después el pedrisco, la sequía y, en agosto, nos vino otro pedrisco en zonas donde se habían recuperado viñedos afectados por la helada de abril”.

Julio Ricarte midiendo el grado de la uva

 

La adversa meteorología tiene un claro impacto sobre la producción, que será más corta que en otras campañas, hasta un 50 por ciento menos, si bien habrá que esperar a que concluya la vendimia para saber con exactitud el alcance.

Esto se traduce en pérdidas económicas para los viticultores y mucho menos cosecha. En cuanto al alcance de esta situación nefasta en  la Cooperativa, argumenta que este año “hay que reestructurar ciertos apartados para afrontar este año, adaptarse a la realidad de esta campaña atípica, pero manteniendo la esperanza de que el próximo año la cosecha vuelva a la normalidad. Eso sí, todo depende siempre de la climatología pues no se puede luchar contra este tipo de elementos”, añade Ricarte. No obstante, la calidad de la uva recogida “es excepcional”, afirma, y el grado, muy bueno.

La cooperativa de A Rúa cuenta con socios de este municipio, Vilamartín, Petín, Larouco y O Bolo. En todos estos municipios, los peritajes que han realizado las casas de seguros, en viñedos asegurados (no todos los viticultores los tienen), estiman un daño de un 80 por ciento.

La bodega Cooperativa de A Rúa cuenta con 850 socios, de los que 400 están en activo. Ahora, miran al cielo para que el próximo año no sea como éste y el tiempo acompañe la viticultura.

En el resto de la Denominación de Origen Valdeorras, prácticamente la vendimia está cerrada ya que el tiempo secó adelantó la maduración y recogida en las bodegas.

 

  • El inicio en imágenes:

Echando las uvas blancas

En la pesadora

Comprobando las uvas

Esperando para pesar

Julio Ricarte, en el punto donde se comprueban datos y uvas de los productores

Las uvas tintas

Pesando