Las Directrices del Paisaje entrarán en vigor en el primer trimestre de 2021

  • Para proteger los valores paisajísticos de Galicia
  • Señala que en el documento se diferencian una serie de normas, que serán obligatorias; y un listado de recomendaciones

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó ayer que las primeras Directrices del Paisaje de Galicia entrarán en vigor en el primer trimestre de 2021 con el objetivo de proteger los valores paisajísticos de la comunidad autónoma.

Después de que el Consello aprobara esta mañana el Decreto de las Directrices del Paisaje, Feijóo explicó que en el documento se diferencian una serie de normas, que serán obligatorias; y un listado de recomendaciones, que sugieren limitaciones o condiciones de carácter genérico. El titular de la Xunta incidió en

que las directrices deberán integrarse en cualquier plan, programa o proyecto que se lleve a cabo en Galicia.

 

Así, en relación con las normas, destaca, por ejemplo: que las infraestructuras energéticas -los tendidos y redes- deberán ser subterráneas en el caso de los nuevos desarrollos urbanísticos; en las áreas de especial interés paisajístico, que son 313 en Galicia, solo se permitirá la apertura de una cantera o mina se es rigurosamente justificada y sin impacto; y se deberán establecer limitaciones respecto de las plantaciones de eucaliptos, estableciéndose como norma la promoción de medidas para sustituir masas de eucalipto y priorizar las autóctonas.

En cuanto a los espacios naturales protegidos, se dará prioridad a la regeneración de las zonas que sufran impactos paisajísticos como incendios, vertidos o similares. Y en los planes e instrumentos de ordenación forestal se fijarán medidas para la eliminación y prevención de las especies vegetales invasoras.

En lo relativo a las infraestructuras y vías de comunicación: se incluyen condiciones, criterios de integración y recomendaciones para un tratamiento adecuado del valor de las vistas panorámicas desde las veías de comunicación; así como que los puentes de más de 50 metros de longitud requerirán de un informe del organismo competente en materia de paisaje.

Asimismo, se fija como norma la obligatoriedad de retirar los carteles, paneles y demás señaléctica de obras o actuaciones públicas finalizado el plazo de permanencia que determinen los compromisos adquiridos en su financiación; y emplear especies vegetales autóctonas para la revegetación de los elementos viarios, como medianas, rotondas o taludes.

Sobre posibles actuaciones en el Camino de Santiago, hace falta destacar que las directrices indican que dentro de las zonas visibles del Camino y a menos de 500 metros de este, los cambios de actividades agroforestales requerirán justificación.