• Galicia ganó 12.391 habitantes en 2018 gracias a los movimientos migratorios, un 85% más que el año anterior, según el IGE
  • La llegada de inmigrantes (42.757) volvió a superar a las emigraciones (30.366) por tercer año consecutivo
  • Es el mayor saldo migratorio positivo desde el año 2008
  • Las cuatro provincias gallegas registraron saldo migratorio positivo

 

Galicia ganó un total de 12.391 habitantes gracias a los movimientos migratorios del año 2018, lo que supone un incremento del 85% respecto al año anterior, segundo refleja la explotación de movimientos migratorios publicada recientemente por el Instituto Gallego de Estadística (IGE).

En el año 2018, la llegada de inmigrantes a Galicia –de otras comunidades autónomas o del extranjero- ascendió a 42.757 personas. Esta cifra superó ampliamente el número de emigraciones, que se situó en 30.366 personas. La diferencia entre estas entradas y salidas se denomina saldo migratorio, un indicador que en 2018 fue positivo en 12.391 personas.

Los datos del IGE indican que Galicia registró en 2018 saldo migratorio positivo por tercer año consecutivo, con un incremento del 85% en comparación con el saldo migratorio del año 2017, que fue de 6.683 personas. Además, es el mayor saldo migratorio positivo que registra Galicia desde el año 2008.

Este aumento es debido al fuerte incremento de la entrada de nuevos residentes en Galicia procedentes de otras comunidades autónomas o del extranjero, que aumentó un 16% sobre las cifras de 2017, mientras que los cambios de residencia desde Galicia al exterior se mantuvieron estable, puesto que el aumento respeto al año anterior fue del 0,4%.

En total, en el año 2018 pasaron a residir en Galicia 24.183 personas del extranjero y 18.574 personas de otras comunidades autónomas, mientras que mudaron su residencia 11.168 personas al extranjero y 19.198 personas la otras comunidades autónomas.

Saldo positivo en las cuatro provincias

En cuanto a la distribución provincial, las cifras del organismo autonómico indican que las cuatro provincias gallegas registraron saldo migratorio positivo en el año 2018. La diferencia entre entradas y salidas fue positiva tanto en las provincias atlánticas -6.155 habitantes en A Coruña y 3.319 personas en Pontevedra- cómo en las provincias orientales: 1.708 personas en Ourense y 1.209 habitantes en la provincia de Lugo