Alfonso RuedaEl vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda acompañado de los alcaldes de Esgos, Baños de Molgas y Paderne de Allariz, visitó hoy las actuaciones llevadas a cabo al amparo de las subvenciones del Fondo de compensación Ambiental, donde destacó las ventajas existentes en el acceso a subvenciones y ayudas para aquellos ayuntamientos que se presentan conjuntamente.

Alfonso Rueda, que estuvo también acompañado del delegado territorial de la Xunta en Ourense, Rogelio Martínez, comprobó in situ la optimización energética de instalaciones de alumbrado público llevada a cabo en varias zonas de estos ayuntamientos, con un presupuesto de 100.000 euros de los que la Xunta aporta la mitad.

Gracias a esta obra financiada con Fondo del canon eólico se mejora la eficiencia energética de las instalaciones de alumbrado y por consiguiente lograra una mejora ambiental mediante la reducción de las emisiones de gases y un importante ahorro económico para las arcas municipales, además de disminuir la contaminación alumínica.

Se están subvencionando gracias al canon eólico múltiples iniciativas, como mejora del saneamiento y depuración de aguas residuales, las mejoras en el abastecimiento de los suministros de agua potable, la eficiencia energética, la recuperación de espacios naturales o la dotación de medios materiales y humanos para la conservación ambiental, entre otras muchas actuaciones.

Estas actuaciones redundan en las arcas municipales, pero sobre todo en los vecinos y en medio ambiente, porque son actuaciones vinculadas a la conservación y el desarrollo del medio, beneficiando sobre todo a municipios pequeños y del interior de Galicia. Así, por sexto año consecutivo, gracias a este Fondo son numerosos los ayuntamientos gallegos que se ven beneficiados directamente de la explotación de energía eólica en Galicia; puesto que se financia a través del canon eólico, que permite a los ayuntamientos sufragar actuaciones que revistan naturaleza productiva y generadora de empleo.

El Fondo de Compensación Ambiental, en la línea competitiva, repartió el año pasado 1,7 millones de euros para un total de 53 proyectos, que benefician a 88 ayuntamientos. Por provincias, Ourense fue la zona donde más proyectos se llevaron a cabo con un total de 20, seguida de Coruña con 13, Lugo con 12 y Pontevedra con 8.