Núñez_Feijóo El Consello de la Xunta ha tomado hoy conocimiento de la Estrategia de Calidad 2014-2016 con la que el Gobierno gallego pretende relanzar la marca Galicia calidade.

Tras el Consello de la Xunta, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha indicado que la apuesta por hacer de este distintivo un “único paraguas” para todos los productos gallegos es un compromiso hecho durante el debate de investidura en esta legislatura.

Esta plan de relanzamiento incluye también la presencia de la marca en el extranjero que, bajo el nombre Galicia Quality, servirá para presentar en todos los mercados internacionales, ya sean ferias de turismo, de productos agroalimentarios u otras, los productos gallegos.

Núñez Feijóo ha destacado que la marca Galicia Calidade cuenta con 20 años de vida, lo que supone una “ventaja” respecto a otras comunidades autónomas.

“Creemos un error minimizar las posibilidades que ofrece Galicia calidade, por eso lanzamos una estrategia global, un refuerzo completo para toda la economía de Galicia”, ha indicado el presidente gallego, que ha señalado que no solo los distintos departamentos autonómicos podrán utilizar la marca, sino también los principales agentes económicos, tales como clústers u organizaciones sectoriales.

Estos podrán acceder a la marca siempre y cuando cumplan los parámetros determinados en la auditoría prevista para obtener el distintivo.

Por este motivo, el plan para relanzar la marca prevé actuar en dos líneas principales. Por un lado insistirá en la promoción de los principales productos y, por otro, abundará en la certificación, para extender la utilización del distintivo.

Además, podrán acceder a la certificación los productos que ya pertenecen a otros sellos, como los 33 que ya tienen Denominación de Origen e Indicación Geográfica Protegida, así como los que tengan el sello de agricultura ecológica o los productos pesqueros con alguna distinción.

En el sector servicios se facilitará el acceso al distintivo Galicia Calidade a aquellos productos que tengan una Q de calidad o que acrediten normas ISO.

Para Núñez Feijóo, esta decisión “estratégica” evita duplicidades y permite concentrar en un solo paraguas a todos los productos, aumentar la capacidad de negociación con los canales de distribución y refuerza la “unidad de acción”.

“La visibilidad económica en el mundo de Galicia tiene que estar unida a la calidad”, ha defendido el presidente gallego, que ha insistido en que se trata de una marca “consolidada” pero que hay que replantear y relanzar.

La Xunta ha analizado también un informe sobre el proyecto de ley de mejora de la estructura agraria de Galicia, que será remitido al CES antes de su aprobación.

Este proyecto prevé insistir, no tanto en la reducción y la concentración parcelaria, sino en garantizar su mayor uso óptimo posible.

Además, abunda en la simplificación de la tramitación y en la mayor protección de las parcelas, ya que regula las condiciones para evitar que haya fincas abandonadas.

La normativa que prepara la Xunta pretende poner en valor la potencialidad que Galicia tiene en esta área; una tarea que “llevará años, porque hay que remover todas las estructuras organizativas” que llevan años vigentes, pero se conseguirá, ha afirmado el titular de la Xunta.

La nueva normativa prevé incluir los suelos de los núcleos del rural en la concentración, algo que hasta ahora no se podía hacer.

Para lograr una mayor protección de las parcelas, la Xunta prevé que los propietarios decidan, en determinadas circunstancias, si arriendan el terreno a terceros, si lo dedican a agricultura de conservación o si lo entregan al banco de tierras.

Y para aquellas fincas que sean producto de concentraciones anteriores y que estén sin producir, los propietarios también tendrán las tres opciones anteriores, ya que se han gastado millones de euros en fincas que están abandonadas, según Núñez Feijóo.

La Xunta también ha analizado otro informe sobre la convocatoria de 6 millones de euros en subvenciones para promover medidas de ahorro energético en el ámbito empresarial.

Fuente EFE