• Nava Castro destacó el creciente atractivo de la Ribeira Sacra, con un aumento de su demanda turística del 40% en los últimos siete años
  • La directora de Turismo de Galicia participó en la visita guiada por las instalaciones del nuevo hotel Eurostars Pazo de Sober a cargo del presidente del grupo empresarial
  • En su camino por convertirse en Patrimonio Mundial, la Xunta mantiene un compromiso con la promoción, conservación y difusión de su paisaje cultural
  • Destacó la importancia de iniciativas como esta que refuercen e impulsen la capacidad alojativa de este destino dando respuesta a las necesidades de los viajeros

 

La directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, destacó el creciente atractivo de la Ribeira Sacra, que está siendo cada vez más visitada con un aumento de su demanda turística del 40% nos últimos siete años. Así lo puso de manifiesto ayer durante la visita guiada por las instalaciones del nuevo hotel Eurostars Pazo de Sober a cargo del presidente de Hotusa, Amancio López.

“Esta apertura llega en un momento clave para dar respuesta a este creciente interés por la Ribeira Sacra, candidata española a convertirse en Patrimonio Mundial y cuyo interés crece”, explicó la directora de Turismo. Nava Castro destacó asimismo la importancia de que un destino como este, en el que la Xunta tiene un férreo compromiso con la promoción, conservación y difusión de su paisaje cultural, sus servicios en un momento en el que la candidatura de la Unesco está consolidando también su dimensión internacional.

De hecho, crece el número de visitantes que llegan desde fuera de España, en concreto tiene un 30% más de viajeros internacionales que hace un año. Además, los visitantes quieren permanecer cada vez durante más tiempo en la Ribeira Sacra, como así lo demuestra el hecho de que la estadía media sea la más elevada de la década.

Patrimonio Mundial

La puesta en funcionamiento de este nuevo hotel en Sober da muestra de las oportunidades que Galicia ofrece y de que el sector está preparándose para el futuro, respondiendo a lo que se espera de este destino. Se enmarca también en la apuesta de la Xunta por cuidar y potenciar este territorio en el que está previsto desarrollar medidas orientadas a conservar su valor universal para que en 2021 Galicia pueda celebrar la declaración de la Ribeira Sacra como Patrimonio Mundial.