Jorge Fernández Díaz Ministro del InteriorLa Policía podrá ‘retener’ a ciudadanos en comisaría para su identificación durante un máximo de seis horas, según la Ley de Seguridad Ciudadana que quiere poner en marcha el Gobierno de Mariano Rajoy.

De esta manera, aquellos ciudadanos sospechosos de haber participado en alguna actividad delictiva, podrán ser trasladados a comisaría para su identificación y ser obligados a permanecer allí durante un máximo de seis horas, según el proyecto de ley de Seguridad Ciudadana aprobado por el Gobierno en el Consejo de Ministros y remitido al Congreso de los Diputados.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha presentado este viernes el texto aprobado por el Ejecutivo con numerosas modificaciones respecto al primer anteproyecto de noviembre del pasado año. Los cambios obedecen a las recomendaciones recibidas desde numerosos órganos consultivos y organizaciones sociales y que “enriquecen” el texto, según el ministro.

Este proyecto de ley divide las sanciones en tres niveles, leves (multas de entre 100 y 600 euros), graves (entre 601 y 30.000 euros) y muy graves (entre 30.001 y 600.000 euros). Estas dos últimas consideraciones pueden ser divididas a su vez en grados: mínimo, medio y máximo.

Entre los aspectos más polémicos de la futura ley, el de las manifestaciones, el ministro ha defendido que no modifica la actual regulación y “sólo pretende sancionar las acciones violentas, agresivas o coactivas” y, además multa, la perturbación del desarrollo de una manifestación.

En este sentido ha indicado que las concentraciones frente al Congreso, el Senado o las Asambleas legislativas son consideradas como infracción leve si no han sido comunicadas y se elevan a graves si además están acompañadas de una perturbación grave de la seguridad ciudadana.