Tejado de pizarraO cuando menos, las estadísticas oficiales del sector así lo indican. Con una caída del 80% de la demanda del mercado interior desde el punto álgido anterior al inicio de la crisis, el sector de la pizarra depende de la exportación, donde el principal competidor continúa siendo China, con un retroceso de la importancia en el mercado de la pizarra de Brasil.

La falta de obra nueva en España hace que casi un 97% de la producción que realizan las pizarreras se vaya al exterior, siendo además la producción que queda en España aplicada otros sectores no vinculados con la construcción, somo es el de la restauración, muy en auge en los últimos tiempos. Los últimos datos cerrados en cifras de exportación correspondientes al mes de julio, indican que en tasa interanual la comercialización ha aumentado en un 14% con respecto al mismo mes del año pasado.

Esto influye enormemente en la comarca de Valdeorras y en la zona de Quiroga, donde aun 60 empresas dan trabajo a más de 2.600 empleados, y en las cuales,  según los últimos datos oficiales, se produce el 85% de la pizarra que se mueve en el mundo. Aun así, el descenso en el precio de la pizarra gallega ha supuesto que desde el inicio de la crisis hayan cerrado algunas grandes empresas y más de menor dimensión lo que ha supuesto, según los datos presentados por los representantes de los trabajadores de este sector, una pérdida de 1.000 empleos en Galicia.