image_gallery

La orden de contratación de perceptores de la RISGA en los ayuntamientos duplicará este año su presupuesto, hasta los 10 millones de euros, y ampliará el abanico de posibles beneficiarios, al eliminar el requisito de tener una antigüedad de 6 meses.

Así lo explicaron hoy la directora general de Empleo y Formación, Ana María Díaz, y la directora general de Familia e Inclusión, Amparo González, en una rueda de prensa en la que dieron los detalles de esta convocatoria, que se publica hoy en el Diario Oficial de Galicia (DOG).

El año pasado se convocaron por primera vez estas ayudas, que contaron con un presupuesto de 5 millones de euros, que permitieron contratar a más de 600 beneficiarios en 118 ayuntamientos de Galicia.

Dado los resultados positivos del año pasado, este año se introdujeron novedades con el fin de llegar al máximo de personas posibles. Por eso se amplió el presupuesto y se abrió el abanico de beneficiarios. No obstante, deberán estar inscritos en el Servicio Público de Empleo de Galicia (SPEG) y seguirán teniendo preferencia aquellas personas que estén comprometidas con la realización de un itinerario sociolaboral, así como los que cuentan con cargas familiares.

Además, el objetivo este año es que la inmensa “mayoría” de los contratos se realicen por el 75% de la jornada laboral –la orden recoge entre un 50 y un 75%-, para que los beneficiarios disfruten de la jornada máxima que recoge la orden. Todos los contratos tendrán una duración de 7 meses y deberán estar vinculados a la realización de obras o servicios de interés general y utilidad social, que serán decididos por los propios ayuntamientos

La Consellería, al igual que el año pasado, volverá a sufragar el total de los costes salariales de los trabajadores, incluida la cotización a la Seguridad Social. Los ayuntamientos interesados podrán comenzar a presentar sus solicitudes a partir de mañana.