• En la  celebración  gastronómica se involucraron numerosos  voluntarios del municipio para preparar , asar y servir a los cerca de 500 comensales que acudieron a cenar a  la localidad
A las 21.00 horas comenzaron a asar la freba

A las 21.00 horas comenzaron a asar la freba

 

Petín inauguró el sábado por la noche el calendario de fiestas gastronómicas de la comarca de Valdeorras dando rienda suelta a la XVI Festa da Freba. Es la primera que se desarrolla en el enclave y , además, coincide con la temporada de la matanza del cerdo, factor que no se pasó por alto durante la misma ya que ensalzó sus derivados como los  chorizos y la “freba”.

La Casa de la Cultura de la localidad reunió a cerca de 500 comensales para degustar las citadas viandas y también consomé  y postres típicos, todo ello aderezado con buen vino de la zona,  humor, música y las ganas de pasarlo bien.

Pero esta fiesta no sería nada sin la implicación de un buen número de vecinos voluntarios  y, en definitiva , el pueblo, que horas antes se dedican a  preparar, asar y, posteriormente, a  servir las viandas bajo la batuta del alcalde, Miguel Bautista, quien se encargó también de recibir, atender y colocar  en las mesas a las personas que se acercaron hasta la localidad.

Jorge Sixto (vecino voluntario), Miguel Bautista (alcalde) y un operario de Protección Civil

Jorge Sixto (vecino voluntario), Miguel Bautista (alcalde) y un operario de Protección Civil

 

Durante la noche fueron asados más de 100 kilos de carne de cerdo (más de 1.000 “frebas” y sobre 700 chorizos  en parrillas habilitadas en el entorno, en el que también ardió una hoguera de grandes dimensiones prendida desde las cuatro de la tarde. Y es que la forma de hacer en esta fiesta se deja llevar por la tradición y el asado en “vivo”, que es como mejor quedan cocinados los productos, según coincidieron en afirmar los presentes.

“Es una fiesta para el pueblo y por eso colaboramos encantados.  Nosotros comemos media hora antes de empezar la fiesta y luego asamos y servimos. La hoguera nos ayuda a mantener caliente la carne”, explicó Jorge Sixto, uno de los numerosos voluntarios que colaboración con esta celebración gastronómica.

A la fiesta acudieron vecinos no sólo de la comarca de Valdeorras, sino también de Ourense, A Coruña y Ponferrada (León), entre otras muchas localidades. Un año más la “freba “ volvió a conquistar el paladar de los presentes y mostró que la labor e implicación de sus vecinos es el motor para la conservación de una de las principales citas gastronómicas de la comarca de Valdeorras.

Galería:

Vecinos que participaron en la elaboración de la carne

Vecinos que participaron en la elaboración de la carne

 

Uno de los voluntarios haciendo alarde de su buen humor

Uno de los voluntarios haciendo alarde de su buen humor

 

Una hoguera de grandes dimensiones en el recinto para mantener caliente la carne

Una hoguera de grandes dimensiones en el recinto para mantener caliente la carne

 

Parte de la freba antes de ser asada

Parte de la freba antes de ser asada

 

Los primeros chorizos sobre la parrilla bajo la mirada atenta del alcalde, Miguel Bautista

Los primeros chorizos sobre la parrilla bajo la mirada atenta del alcalde, Miguel Bautista

 

Llegada de los primeros comensales

Llegada de los primeros comensales

 

Las primeras personas que se sentaron a la mesa

Las primeras personas que se sentaron a la mesa

 

Entrada de los comensales

Entrada de los comensales

 

Dos vecinas que colaboraron en la fiesta antes de comenzarla

Dos vecinas que colaboraron en la fiesta antes de comenzarla

 

Dos simpáticas voluntarias en la organización de la fiesta

Dos simpáticas voluntarias en la organización de la fiesta

 

Calentando brasas para asar la carne

Calentando brasas para asar la carne

 

Bautista organiza a voluntarias que van a servir la carne

Bautista organiza a voluntarias que van a servir la carne

 

La freba en la parrilla

La freba en la parrilla