• El PIB de Galicia creció un 2% en tasa interanual en el 2º trimestre del año y creó 12.400 empleos asalariados a tiempo completo
  • El incremento en tasa trimestral fue del 0,3%, por lo que la economía gallega acumula 26 trimestres consecutivos de crecimientos
  • El crecimiento de la economía gallega se sustentó en el fuerte aumento del gasto en consumo final, que registra un crecimiento del 3,3%, el mayor desde 2007
  • Todos los sectores de la economía gallega crecieron excepto la industria
  • Los datos del IGE muestran que las exportaciones de bienes y servicios descendieron un 8,6%, lo que explica el menor crecimiento del PIB respecto a trimestres anteriores

 

El Producto Interior Bruto (PIB) de Galicia creció un 2% en tasa interanual en el segundo trimestre del año, al tiempo que se crearon en este período 12.400 nuevos empleos asalariados a tiempo completo, según las Cuentas económicas trimestrales publicadas esta semana por el Instituto Gallego de Estadística (IGE).

Los datos de la primera estimación publicados por el organismo estadístico autonómico hoy muestran que el PIB gallego registró en el segundo trimestre un crecimiento del 2% sobre el mismo período de 2018, de manera que acumula 23 trimestres consecutivos con tasas positivas. El crecimiento trimestral –sobre el trimestre anterior- fue del 0,3%, por lo que la economía gallega acumula 26 trimestres consecutivos con tasas positivas.

El crecimiento de la economía gallega entre abril y junio se sustentó en el fuerte aumento del gasto en consumo final, que registró un crecimiento interanual del 3,3%. Este es el mayor incremento de este indicador desde 2007, y se debe al incremento del gasto en consumo final tanto de los hogares (3,5%) como de las administraciones públicas (2,8%). Además, la formación bruta de capital –que recoge las inversiones del sector empresarial– creció un 4,1%.

Además, todos los sectores que conforman el PIB –salvo la industria– registraron un comportamiento positivo. El mayor crecimiento se registró en el sector de la construcción (5,5%) y en el sector servicios (2,8%), con incrementos superiores al promedio, mientras que el sector primario avanzó un 0,2% y la industria descendió un 2,1%.

Los datos del IGE indican también que el comportamiento positivo de la demanda interna –creció un 3,3% en tasa interanual- compensó la evolución negativa de la demanda externa. Así, en un panorama de incertidumbres en los mercados internacionales, las exportaciones de bienes y servicios descendieron un 8,6%, lo que explica el menor crecimiento respecto a trimestres anteriores.

En todo caso, la economía gallega continuó creando empleo en el segundo trimestre del año. La evolución del empleo asalariado fue positiva en todos los sectores, con un crecimiento del 1,4% y la creación de casi 12.400 puestos de trabajo asalariados a tiempo completo.