• El BNG alerta de 10 meses después no se ejecutaron las mejoras y que fue una excusa para retirar un medio aéreo vital contra los incendios en Valdeorras

El helicóptero que disponía la base hasta el año pasado

 

Ramiro Rodríguez Suárez, diputado del grupo provincial de Ourense por el BNG, presentó una pregunta para respuesta oral en Comisión sobre la ausencia de un helicóptero desde hace casi un año en la Base de Helicópteros de Vilanova (O Barco de Valdeorras), que era vital para la atención inmediata contra los  incendios en Valdeorras, con motivo de unas obras de mejora que 10 meses después de su anuncio siguen sin ejecutarse. Ni hay obras, ni hay helicóptero, expone.

Argumenta que hace ya casi un año, en julio de 2017, el BNG presentó una iniciativa en el pleno en la que “instábamos a la Xunta a rectificar su decisión de retirar el helicóptero de incendios de O Barco de Valdeorras de la Base de Vilanova y llevar a cabo todas las gestiones posibles para que fuese posible su mantenimiento en condiciones adecuadas para su funcionamiento”.

Recuerda que fue en aquélla sesión cuando el diputado del PP Juan Anta había señalado que la propia Xunta le confirmó que las obras en la base de Vilanova eran “necesarias y preceptivas” y que para ello era necesario trasladar el helicóptero, de modo que resumía la cuestión en aquello de que “hacemos obras, trasladamos el helicóptero. Finalizamos obras, vuelve el helicóptero”.

Brigadistas en la base con un representante de la CIG, el año pasado

 

Pero dichas palabras, y obras, no se han cumplido, dice el BNG.  “Pasaron 10 meses y la base está sin tocar, pues hace unos días estuvimos allí. Ni obras, ni helicóptero. Está claro que lo de las obras fue una excusa para retirar el helicóptero. Va a llegar el verano y la sequía y O Barco va a estar sin helicóptero, lo cual va a suponer un gravísimo problema para la comarca de Valdeorras, una de las más extensas y afectadas por los incendios en los últimos años”.

Por este motivo, el grupo provincial del BNG ha solicitado con carácter de urgencia, que se aclare “cuáles fueron las gestiones realizadas por la Diputación de Ourense a este respecto, y cuáles las de la Xunta (si las hubiese”.

Además, solicita que la Diputación solicite a la Xunta que “cumpla su palabra de arreglar las deficiencias para que abra la base porque Valdeorras es un territorio donde hubo un número muy significativo de incendios y un tiempo de reacción de 15 minutos (que es lo que se tardaría desde la base hasta San Xoán de Río, por ejemplo) puede ser determinante”.

El BNG recuerda que en el pasado pleno sobre el estado de la provincia una de las propuestas de resolución del PP fue “reforzar el compromiso de la Diputación con el territorio en materia de prevención de incendios y actuaciones en caso de emergencias, con su esfuerzo inversor en infraestructuras, con una red de “helisuperficies” en terrenos de titularidad provincial”.