• La Xunta refuerza el programa Reconduce de apoyo a las personas en riesgo de desahucio con la apertura de oficinas territoriales
  • La creación de seis nuevas oficinas garantiza la disponibilidad de un dispositivo de atención de este programa en cada una de las grandes ciudades gallegas sin necesidad de tenerse que desplazar a la sede central del programa en Santiago
  • Además, se amplía el objeto de la intervención a los casos de riesgo de desahucio por el impago de la renta del alquiler habitual
  • La delegada territorial en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, visitó las dependencias ourensanas emplazadas en la calle Sáenz Díez

La Xunta acaba de poner en marcha mejoras del programa Reconduce que suponen un aumento de la calidad de la atención y de las prestaciones dirigidas a las personas y familias en riesgo de desahucio. Así, abrieron seis nuevas oficinas territoriales en cada una de las grandes ciudades gallegas para ofrecer una mejor atención presencial a los usuarios, evitando su desplazamiento a la sede central del programa en Santiago.

La delegada territorial de la Xunta en Ourense, Marisol Díaz Mouteira, acompañada de la jefa territorial de la Consellería de Política Social, María José Fernández Laso, visitó la oficina Reconduce en Ourense, emplazada en las dependencias que este departamento autonómico tiene en la calle Sáenz Díez de la ciudad. Este equipo, integrado por dos profesionales especializados en Derecho y Trabajo Social, se ocupará de la información y asesoramiento a las personas y familias en riesgo de desahucio, así como de recibir la documentación justificativa y de realizar entrevistas psicosociales. De esta manera, las oficinas territoriales ya podrán remitir el expediente completo a la sede central del programa en Santiago, evitando desplazamientos a los ciudadanos.

Hasta ahora los usuarios del programa eran atendidos en la oficina de Santiago. Díaz Mouteira explicó que luego de la experiencia de cuatro años desarrollando este programa, se constató la conveniencia de facilitarle el acceso a los usuarios en un contorno más próximo a su domicilio, “sobre todo toda vez que, a menudo, la carencia de recursos económicos, mismo para poder asumir el coste del transporte, dificultaba su desplazamiento”.

El refuerzo del programa Reconduce, con la apertura de las oficinas territoriales y la consolidación de la sede central con la incorporación la este servicio de cuatro nuevos profesionales, se enmarca en el cumplimiento de los compromisos recogidos en la Agenda Social acordada por la Xunta, la Fegamp y la Red Gallega contra la Pobreza (EAPN-Galicia).

Durante la visita

 

Ampliación de los casos atendidos

Además, la delegada territorial explicó que otras de las mejoras introducidas en el programa es que desde ahora también serán objeto de intervención las personas y familias en riesgo de desahucio por impago de la renta del alquiler de la vivienda habitual. Hasta el momento, el programa atendía únicamente aquellos casos de riesgo de desahucio por ejecución hipotecaria. Así, el programa se adapta a la casuística social del drama de los desahucios y amplía la respuesta a los casos de las personas en especial riesgo de exclusión y vulnerabilidad.
Esta iniciativa del Reconduce, desde que se puso en marcha en 2013, atendió la cerca de 500 familias y superó los 200 expedientes de intermediación bancaria tramitados, de los cuales la mayoría concluyeron con un acuerdo de reestructuración de deudas favorable para las personas y familias usuarias.

Marisol Díaz subrayó el compromiso del Gobierno gallego con el derecho de toda persona a disponer de una vivienda y se refirió la otras iniciativas de la Xunta, como los programas Realoxo, Alquila, y de viviendas vacías o el bono de alquiler social, dirigidas a garantizarlo. La delegada territorial recordó que la Administración autonómica tiene también firmados convenios de colaboración con entidades financieras para que estas no desalojen viviendas sometidas la ejecución hipotecaria permitiendo a los afectados continuar en las mismas en régimen de alquiler social, así como para la cesión de viviendas vacías de su propiedad para alquiler social.