• La CHMS informa a la Junta de Gobierno y al Consejo del Agua de la Demarcación sobre el nuevo Plan Especial de actuación en situaciones de alerta y eventual sequía
  • En ambos órganos colegiados de la Demarcación Miño-Sil están representadas las tres Administraciones, Central, Autonómica y Local, así como los usuarios del agua
  • Se informó, también, de los encuentros mantenidos con los diferentes sectores para avanzar hacia un Pacto Nacional por el Agua

 

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS), organismo autónomo dependiente del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA), Francisco Marín, ha reunido a la Junta de Gobierno y al Consejo del Agua de la Demarcación del Miño-Sil para analizar y valorar con ambos órganos colegiados la situación hidrológica de la cuenca que, en la actualidad, se encuentra en Alerta por Sequía.

La Junta de Gobierno como máximo órgano de gobierno colegiado de la Demarcación Miño-Sil, está compuesta por vocales de las tres Administraciones, Central, Autonómica –Galicia, Castilla y León y Asturias- y Local, así como por los usuarios del agua.

 

Mientras que, el Consejo del Agua de la Demarcación (CAD), presidido por el presidente del Organismo de cuenca, cuenta con una Vicepresidencia Primera elegida por los vocales que representen a las Comunidades Autónomas y una Vicepresidencia Segunda elegida por y entre los vocales representantes de los usuarios. El CAD constituye el máximo órgano de colegiado de participación y planificación.

En ambos encuentros se ha informado del contenido del nuevo Plan Especial de actuación en situaciones de alerta y eventual sequía que saldrá a consulta pública durante el presente mes de diciembre y que incorpora mejoras, con respecto al Plan Especial del 2007, que permitirán la anticipación y mejor gestión ante fenómenos extremos.

Este nuevo Plan potenciará el vigente sistema de indicadores y permitirá    diferenciar con claridad las situaciones propias de sequías hidrológicas de las de escasez. También se mejorarán las medidas a adoptar para luchar contra la sequía gracias a la experiencia adquirida en estos diez años desde su entrada en vigor.

 

Francisco Marín, por otro lado, ha recordado la obligación de los Ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de disponer de un Plan de Emergencia ante situaciones de sequía, como establece el Plan Hidrológico Nacional que deberá estar en consonancia con el plan de sequía de la demarcación.

Por otra parte, se ha analizado el informe de satisfacción de demandas ante esta situación de Alerta por sequía en la que nos encontramos.

Como último punto del orden del día, el presidente de la CHMS ha informado de la ronda de contactos,  iniciados por el MAPAMA el pasado mes de julio,  que la CHMS realizó durante el mes de octubre en la demarcación, con el objetivo de involucrar en el Pacto Nacional por el Agua a todos los agentes implicados en la gestión o el uso del agua, para dar respuesta a los principales retos, con la máxima participación, diálogo y consenso.

 

Este Pacto Nacional por el Agua recogerá las propuestas técnicas para hacer un uso más eficaz, solidario e integrado de los recursos existentes, tomando como  punto de referencia los temas identificados en los planes hidrológicos del segundo ciclo, para la preparación de los planes hidrológicos del tercer ciclo, de acuerdo con el calendario establecido en la Directiva Marco del Agua.