• La Xunta impulsa el sector agroalimentario artesanal con una nueva norma que, a través de una calidad diferencial, dará seguridad a los productores y a los consumidores
  • Feijóo destaca que el Decreto tiene un doble objetivo: reconocer y fomentar los valores económicos, sociales y culturales de la artesanía alimentaria; y preservar y estimular el tejido empresarial artesanal gallego en el ámbito alimentario
  • Explica que el reglamento distinguirá 16 grupos de producción, entre los que están los productos lácteos, cárnicos, de la pesca y acuicultura, vinos, licores, sidra, cerveza y productos de panadería y confitería, entre otros
  • Adelanta que además del sello genérico de Artesanía Alimentaria, habrá otras dos tipologías: una para productos ‘caseros’ o ‘de la casa’ y otra para los ‘de montaña’

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, destacó hoy la aprobación del nuevo Decreto de artesanía alimentaria que impulsará el sector agroalimentario artesanal con un texto que, a través de una calidad diferenciada, acercará seguridad a los productores y a los consumidores.

Durante la rueda de prensa del Consello, Feijóo precisó que el nuevo Decreto de artesanía alimentaria tiene un doble objetivo: reconocer y fomentar los valores económicos, sociales y culturales de la artesanía alimentaria; y preservar y estimular el tejido empresarial artesanal gallego en el ámbito alimentario.

Así, la nueva norma marcará las condiciones técnicas específicas para que los productos alimentarios se elaboren de manera artesanal. Es decir, siguiendo la práctica del buen hacer artesano, que se definirá a nivel técnico para cada tipo de producto.

Entre otras condiciones destacarán, también, la de estar acogido a una Denominación de Origen o Indicación Geográfica Protegida, en caso de que entre en su ámbito de protección; emplear materias primas seleccionadas; abrir la posibilidad del uso de medios mecánicos en ciertas fases de la elaboración, para garantizar la seguridad alimentaria, la mejora de la calidad o unas condiciones laborales óptimas; no emplear en ningún caso potenciadores de sabor, colorantes o saborizantes artificiales, ni grasas hidrogenadas artificialmente o grasas procedentes de la palma o el coco.

Asimismo, no podrán usarse productos semielaborados, salvo en casos acotados por la norma técnica correspondiente, y no se permitirán reetiquetajes ni que participen en el circuito de elaboración razones sociales que no sean las de la empresa artesanal que elabora el producto.

El Decreto regulará además el registro en el que deberán estar inscritas todas las empresas artesanales alimentarias, que dependerá de la Agencia Gallega de la Calidad Alimentaria (Agacal).

Feijóo subrayó que para que una empresa sea considerada artesanal deberá cumplir los siguientes requisitos: los procesos de elaboración, por norma general, deberán ser manuales; la dirección y la responsabilidad del proceso de producción deberá ser de una o varias personas artesanas alimentarias; y los volúmenes de producción serán limitados.

La norma distinguirá 16 grupos de producción, entre los que están los productos lácteos, cárnicos, de la pesca y acuicultura, vinos, licores, sidra, cerveza y productos de panadería y confitería, entre otros. Después de explicar que cada una de estas actividades estará sujeta la una norma técnica específica, el titular del Gobierno gallego aseveró que la Xunta ya está trabajando en ellas.

Además del sello genérico de Artesanía Alimentaria, habrá otras dos tipologías específicas para distinguir los productos artesanales: una de ellas para los productos artesanales caseros o de la casa y otra para los productos artesanos de montaña.

De este modo, los productos caseros o de la casa serán aquellos obtenidos por empresas artesanales alimentarias que utilicen como base fundamental las materias primas procedentes de una explotación agraria a la que esté ligada la empresa artesanal. Y los productos artesanos de montaña serán aquellos elaborados por empresas artesanales alimentarias radicadas en las zonas que el reglamento europeo considera de montaña.

Feijóo concluyó aseverando que el Decreto, que entrará en vigor seis meses después de ser publicado en el DOG, regulará también la creación del Consejo Gallego de la Artesanía Alimentaria. Un órgano que estará formado por representantes de diferentes Consellerías, con alguna implicación en este sector, y por representantes de las organizaciones agrarias y pesqueras, las cooperativas, los consejos reguladores y las asociaciones de artesanas y artesanos.

“Somos conscientes de que el uso falaz de expresiones como artesanal, hecho en casa o casero puede llevar la confusión y penalizar a los productores y consumidores, y con esta regulación transparentamos y damos garantía para que los productos artesanales sean realmente artesanales y debajo de estas expresiones no se esconda un reclamo para los consumidores que no responda a una realidad desde el punto de vista de su elaboración y presentación”, destacó.