• El Gobierno gallego impulsará la promoción y divulgación del complejo arqueológico Aquis Querquennis
  • El conselleiro de Cultura y Turismo firma un convenio dotado con 20.000 euros con la fundación que gestiona el Centro de Interpretación que permitirá desarrollar actividades para poner en valor el campamento romano
  • La zona arqueológica fue declarada Bien de Interés Cultural en el año 2018

 

El conselleiro de Cultura y Turismo, Román Rodríguez, y el presidente de la Fundación Aquae Querquennae-Vía Nova, Antonio Rodríguez Colmenero, firmaron ayer un convenio de colaboración que permitirá desarrollar codo a codo actividades que sirvan para poner en valor el campamento romano y mansio viaria de Aquis Qerquennis.

Se trata de un acuerdo por el que la Xunta de Galicia se compromete a planificar acciones de fomento a la promoción y divulgación del patrimonio cultural de esta zona arqueológica al tratarse de un importante activo inmaterial para la Comunidad gallega. Para esto, el Gobierno autonómico, a través de una aportación de 20.000 euros, asumirá los costes de personal, diseño y edición de material divulgativo que permitirán poner en marcha esta actividad.

Por su parte, la Fundación Aquae Querquennae-Vía Nova, se compromete a realizar la actividad de difusión y divulgación de los valores culturales de la zona arqueológica y su contexto cultural próximo con el objetivo de garantizar el acceso y la información a la visita pública, especialmente en las jornadas y temporadas como los fines de semana, puentes o temporada estival, en las que la afluencia de visitantes es mayor.

 

El campamento romano y mansio viaria de Aquis Querquennis está en el lugar de Porto Quintela, en el ayuntamiento ourensano de Bande. Se trata de un conjunto arqueológico formado por el campamento y mansio vinculados con el paso de la vía XVII de Antonino o Vía Nova, que presenta un gran valor científico y patrimonial derivado de la información obtenida por las continuas campañas de excavación desarrolladas a lo largo de varias décadas.

El indudable valor histórico y arqueológico de este yacimiento y los datos resultantes de las investigaciones propiciaron que fuera declarado Bien de Interés Cultural por el Consello da Xunta en septiembre del pasado año.