Las calles de O Barco ya anuncian la llegada del entroido que comenzará este fin de semana y se prolongará hasta el próximo día 22 de febrero con un programa lleno de actividades típicas de la tradición del entroido y la oferta gastronómica del concello.

Vecinos y los visitantes de fin de semana que llegan a los pueblos del Concello de O Barco durante las cartelfiestas ya  preparan sus disfraces para celebrar el Entroido 2015. Una edición que estará marcada por el desfile del martes 17 de febrero, el día grande de estas fiestas. El ayuntamiento de la localidad ha organizado un desfile que repartirá premios para las comparsas que resulten ganadoras. El plazo de inscripción permanece abierto hasta la víspera del desfile y los participantes podrán optar a premios de 150 euros para las comparsas de entre diez y veinte miembros, 200 euros para los grupos de veintiuna a treinta personas, 250 si la comparsa es de entre treintaiuna a cuarenta miembros y 295 euros para las comparsas ganadoras con más de cuarenta personas. El desfile comenzará a las 17:30 horas y transcurrirá desde el Hospital Comarcal de Valdeorras hasta la praza Maior.

Para los más pequeños, además poder participar en el desfile de comparsas, se han programado actividades de karaoke y baile infantil en la plaza.

Además, el entroido 2015 contará con la participación de restaurantes y comercios del sector hostelero de O Barco, que expondrán sus ofertas gastronómicas entorno a la cocina típica de Valdeorras donde, como no podía ser de otra manera, no faltarán sus vinos.

Los entroidos de O Barco, Valdeorras y todo Galicia reivindican con cada vez más fuerza esta fiesta popular cercana al carnaval pero que se reencuentra con unas raíces marcadas por la tradición popular que hacen del entroido una fiesta singular y única. También, supone una forma de atraer a curiosos y turistas que en estas fechas buscan la armonía entre tradición, ocio y destinos rurales.

En 2014, se superó por primera vez la llegada del millón de turistas extranjeros, donde juega un papel importante el mercado chino y japonés, que viajan hasta Europa asegurados en el espacio Schengen con Axa-assitance, demandando un oferta turística de patrimonio cultural e histórico.