• Las casas de turismo rural experimentan un crecimiento de viajeros de cerca del 14% durante el mes de noviembre
  • Los establecimientos extrahoteleros de Galicia registran un buen resultado en la recta final del año, con incrementos tanto en su demanda como en la ocupación
  • Los datos difundidos por el INE avalan la apuesta de la Xunta y el sector tanto a través de campañas de promoción como con la creación de nuevos productos y experiencia

 

Los establecimientos de turismo rural de Galicia experimentaron una notable evolución durante el mes de noviembre, con un aumento en el número de viajeros del 13,6%. Esta marca supone un nuevo avance en la potenciación de este tipo de segmento turístico, de especial relevancia para el turismo de interior en la Comunidad.

Además, confirma el rendimiento de las campañas promocionales así como de las experiencias y los productos impulsados por la Xunta y el sector en esa época, como Otoño Gastronómico en el Turismo Rural o el Catálogo de Productos de Turismo Rural de Galicia – Otoño 2018, fruto de la colaboración entre la Consellería de Cultura y Turismo y el Clúster Turismo de Galicia.

Más allá de la subida de viajeros alojados, las casas de turismo rural también vieron incrementada su demanda, con un 12% más de noches, lo que permite elevar su ocupación un 1%, tal y como muestran los datos difundidos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Gracias a esta mejora, los establecimientos extrahoteleros de la Comunidad gallega consiguieron en el décimo primer mes del año un 7% más de turistas y un 1% más de pernoctaciones.

La este balance se suma el obtenido por los hoteles, con aumentos del 8,3% en su demanda durante el mes de noviembre, ahondando así en la desestacionalización, uno de los objetivos fijados por la Administración autonómica y el sector en la Estrategia del Turismo de Galicia 2020.

7,7% más de estadía media

En conjunto, los establecimientos reglados de Galicia dieron pasos salientables en otra serie de variables como la estadía media, con un 7,7% más hasta la cifra más elevada en seis años, mientras en el conjunto del Estado cayó un 3,3%. Asimismo, la ocupación creció un 2,2% con comportamientos positivos en hoteles, pensiones, casas de turismo rural o campings.

En total, el número de noches en los alojamientos turísticos superó las 527.000, lo que sitúa a Galicia como la séptima comunidad –solo por detrás de los principales destinos del conjunto del país– y la primera entre las regiones del norte peninsular agrupadas en la marca España Verde.