• Galicia reclama medidas fiscales inmediatas de apoyo al sector primario para hacer frente a sus dificultades por el estado de alarma
    • La conselleira del Mar y el titular de Medio Rural acaban de remitir una carta al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación con estas demandas
  • Rosa Quintana y José González reiteran la lealtad institucional de la Xunta con el Gobierno central, pero piden al tiempo que se tengan en cuenta las comunidades autónomas para adaptar a los distintos territorios las medidas aprobadas
  • Insisten en solicitar a Madrid -como ya hizo el presidente gallego- la suspensión de la presentación de autoliquidaciones de impuestos y la agilización de las devoluciones pendientes a los autónomos y empresas del sector primario por el IVA

 

La conselleira del Mar, Rosa Quintana, y el conselleiro del Medio Rural, José González, acaban de remitir una carta al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en la que reclaman diferentes medidas fiscales de apoyo al sector primario, de aplicación inmediata, para hacer frente a las dificultades que se le presentan en el actual estado de alarma por el coronavirus.

En la misiva ambos conselleiros comienzan mostrando, desde la lealtad institucional, el apoyo a las diferentes medidas adoptadas por el Gobierno central, pero reclamando al tiempo la necesidad de contar con las comunidades autónomas en su diseño y aplicación. Así, se propone que “de ahora en adelante” este tipo de decisiones sean previamente comentadas y consensuadas con las autonomías, de cara a una mejor adecuación a las características de cada territorio.

En relación con las mencionadas medidas fiscales, los conselleiros hacen especial hincapié en dos. En primer lugar, la suspensión de la presentación de autoliquidaciones de impuestos que tengan unos plazos de vigencia que venzan durante el estado de alarma, en especial el IVA, para todos los operadores del sector primario. Así, demandan que se suspendan las autoliquidaciones por este impuesto, correspondientes al primer trimestre de 2020, y que tienen como plazo límite el 20 de este mes. Y añaden que esta suspensión “debería mantenerse cuando menos hasta el 20 de julio”, fecha de la presentación de las autoliquidaciones del segundo trimestre.

Devoluciones del IVA

En segundo término, los representantes de la Xunta reclaman agilizar las devoluciones pendientes a los autónomos y empresas del sector primario por el IVA, tanto las de ejercicios anteriores como las de los períodos del 2020 anteriores a la declaración del estado de alarma. Los conselleiros recuerdan, en este sentido, que las dos medidas fiscales ya fueron también demandadas por el propio presidente del Ejecutivo gallego a su homólogo del Gobierno central, en referencia al conjunto de los sectores productivos. Recuerdan, asimismo, que Galicia ya suspendió los plazos de presentación de autoliquidaciones de los principales impuestos autonómicos hasta el próximo 30 de junio o hasta un mes después de la finalización del estado de alarma.

En el escrito se advierte que esta suspensión, para pymes y autónomos, aliviaría buena parte del problema en el sector primario y además se considera que sería asumible por el Estado y evitaría costes administrativos difíciles de cumplir en la situación de confinamiento. Por otra parte, les permitiría mantener liquidez sin necesidad de acudir al endeudamiento bancario.

Por último, ambos conselleiros proponen que las devoluciones del IVA se hagan en este mes de abril, ya que esta medida podría dar liquidez a las empresas gallegas por un importe estimado de alrededor de 400 millones de euros. Se considera además que solo en ramas de actividad como las conserveras o la industria de elaborados congelados de nuestra comunidad, estas devoluciones de IVA pendientes podrían superar los 30 millones de euros.