• Galicia encabeza en julio el crecimiento turístico de España, con más de 675.000 viajeros y 1,7 millones de pernoctaciones
  • Es, tras Asturias, la Comunidad con un incremento más intenso recibiendo cerca de 43.000 viajeros más que en julio del año pasado y casi 118.000 noches más
  • Los datos del INE difundidos ayer constatan un crecimiento en todas las tipologías de alojamiento: turismo rural, campings y apartamentos turísticos

 

Galicia continúa situándose, también en verano, entre las comunidades en las que el turismo está creciendo de manera más intensa este año. De hecho, en el mes de julio fue la segunda, tras Asturias, con mejor comportamiento, superando en un 7% el volumen de noches en los establecimientos reglados al año pasado.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) hizo ayer públicos los datos referidos a los establecimientos extrahoteleros, que incluyen turismo rural, campings y apartamentos turísticos, que se suman a los de hoteles y pensiones difundidos la semana pasada. Así, en ese mes, estos establecimientos recibieron en su conjunto más de 675.000 viajeros, un 6,7% más que en el mismo mes del año pasado, que hicieron más de 1,7 millones de noches. Son cerca de 43.000 viajeros más que hace un año y cerca de 118.000 noches más.

La evolución fue positiva en todas las modalidades de alojamiento, con un incremento de la demanda de un 7,2% en segmentos como el turismo rural, que recibió más de 29.000 viajeros que hicieron más de 65.000 noches. Por su parte, más de 75.000 turistas escogieron en julio los campings gallegos, registrándose más de 319.000 noches, lo que supone un incremento del 5,6%. Por su parte, en los apartamentos turísticos se alojaron cerca de 24.000 viajeros, que hicieron más de 111.000 noches, con un incremento del 21%.

En julio hubo más viajeros, tanto españoles como extranjeros, siendo el crecimiento más intenso en estos últimos, con cerca del 11% más que en julio del año pasado. La estadía media también creció, en concreto cerca de un punto porcentual, acumulando así cuatro años consecutivos de mejora de la estadía media reglada en Galicia en el primer mes del verano.