• La Xunta formaliza el contrato para la ejecución de la primera fase del desdoblamiento de la vía de alta capacidad Nadela-Sarria
  • Las obras, con una inversión de 24,6 millones de euros, comenzarán en las próximas semanas y tienen un plazo de ejecución de 24 meses
  • La actuación se iniciará en el trecho de 11,5 kilómetros entre A Pobra de San Xiao y Sarria centro
  • Los objetivos de la intervención son el refuerzo de la seguridad viaria, la mejora de la funcionalidad y el nivel de servicio de la vía de altas prestaciones
  • Para convertir el tramo en autovía se ejecutará una nueva calzada paralela por la margen izquierda en sentido A Pobra de San Xiao, se adaptarán los enlaces y pasos inferiores y se repondrán los caminos
  • El trecho de autovía tendrá valla reforzada para reducir la accidentalidad causada por el jabalí y se sustituirá la existente en el lado que no se desdobla

 

El director de la Agencia Gallega de Infraestructuras, Francisco Menéndez, formalizó ayer el contrato para la ejecución de las obras de la primera fase del desdoblamiento de la Vía de Alta Prestación Nadela-Sarria.

Las obras, con una inversión de 24,6 millones de euros, fueron adjudicadas a la unión temporal de empresas Ovisa-Covsa-Grupo Bascuas 2008 S.L.-*Construcciones Isidro Otero S.L.

La actuación, cuyo inicio se prevé en las próximas semanas, cuenta con un plazo de ejecución de 24 meses. Los trabajos comenzarán en el trecho de 11,5 kilómetros entre A Pobra de San Xiao y Sarria centro.

Los objetivos de este proyecto son el refuerzo de la seguridad viaria, la mejora de la funcionalidad y el nivel de servicio de la vía de altas prestaciones.

El inicio del desdoblamiento entre A Pobra de San Xiao y Sarria centro se ve justificado en el incremento del tráfico en este trecho, siendo en el año 2018 del 4,5% frente al 0,5% registrado en el conjunto de la red autonómica de carreteras.

En este tramo, resulta necesaria la ampliación de la capacidad, tanto por su alta intensidad de tráfico, unos 7.450 vehículos al día, como por su orografía complicada, con pendientes pronunciadas que reducen la velocidad de los vehículos y disminuyen las posibilidades de adelantamiento.

Las obras incluirán la construcción de una nueva calzada paralela a la existente, por el margen izquierdo sentido A Pobra de San Xiao, pasando de una calzada con dos carriles actuales a dos con dos carriles por sentido. La actuación también prevé la adaptación de los enlaces y de los pasos inferiores existentes, además de la reposición de los caminos de servicio afectados.

El diseño de la autovía responde a los criterios técnicos más exigentes, lo que va a permitir hacer el recorrido de manera más rápida, más seguro y con mayor comodidad, con una velocidad máxima de 120 Km.

La intervención también procurará la reducción de la accidentalidad en las carreteras a consecuencia del jabalí. Así, el trecho de autovía entre A Pobra de San Xiao y Sarria centro irá con valla reforzada en ambos lados.