• El director de la Real Banda de Gaitas de Ourense dice que fue fundamental para la elaboración y recuperación de cantares únicos de estilo “medieval”

Foxo y Ludivina, en el homenaje del 1 de agosto de 2009

 

Ludivina Pérez Ricoy, una de las personas anónimas que más ha contribuido a la recuperación de los cantares de “Seitura”,  natural de Soutelo de Manzaneda, acaba de fallecer a los 86 años de edad.  Su testimonio fue clave para recobrar canciones antiguas, según afirma el director de la Real Banda de Gaitas de Ourense, Xosé Lois Foxo.

Foxo dice que es una gran pérdida, “el último eslabón” de los cánticos de “Seitura”y recuerda el homenaje que se le tributó en la Estación de Montaña de Manzaneda el día 1 de agosto de 2009, en el contexto del Campeonato de la Liga Gallega de Bandas de Gaitas.

Ludivina Pérez Ricoy “pasa por ser la mayor cantora de cantos de la seitura de Galicia”, añade Foxo. Ella había heredado de sus antepasados los cantares de su padre,  de Paradela de Manzaneda.  Cantó  para distintos artistas y participó en la grabación del CD Gran Rapsodia de Aires Populares de Galicia de la Real Bandade Gaitas, que había servido de regalo de boda para el Rey Felipe VI y Leticia. “Las entonaciones  de Ludivina son tan arcaicas que cualquier transcripción musical resulta inexacta, dada la estructura melódica y entonación de sus cantares”, expone el director de la Real Banda de Gaitas.

Ludivina es la estrella central del libro “Cantar de la Seitura de Manzaneda”, “ que esperamos vea la luz el próximo verano, que servirá para salvar del olvido la cultura musical que mantuvieron las sierras de Manzaneda”, cuenta Foxo. Guardaba cantos en su memoria “únicos y muy especiales. Yo le grabé muchas canciones. Es el último eslabón de dicho estilo musical”, detalla.

Hoy, 22 de septiembre de 2017,  tendrá lugar el entierro de Ludivina  a las 18,00 horas. Foxo oficiará el Himno del Antergo Reino de Galicia, como último adiós a la “Cantora de la Seitura”.