Entregados los diplomas a los 20 participantes en el taller Vía Künig I que mejoró espacios públicos de Becerreá, Baralla y As Nogais

  • El delegado territorial, Javier Arias, participó ayer en la clausura del taller de empleo, financiado por la Administración gallega con casi 472.000 euros
  • Arias subrayó que la formación especializada que recibe el alumnado facilita la inserción laboral e “impulsa también el emprendimiento”
  • La Consellería de Empleo e Igualdad aprobó una aportación de 347.000 euros para poner en marcha una segunda edición de este taller

 

La Xunta de Galicia entregó ayer los diplomas a las 20 personas participantes en el taller dual de empleo Vía Künig I, que se desarrolló en los ayuntamientos de Becerreá, Baralla y As Nogais y mejoró espacios públicos de los tres municipios.

El delegado territorial de la Administración gallega, Javier Arias; acompañado por los alcaldes de Becerreá, Manuel Martínez; Baraja, Miguel González; y As Nogais, Jesús Manuel Núñez, -entre otras personas- asistió hoy a la clausura del taller, financiado por la Consellería de Empleo e Igualdad con 471.800 euros. Debido a la pandemia de la covid-19 fue preciso ampliar la duración algo más de tres meses, por lo que la aportación inicial aumentó en 126.100 euros.

Los participantes se formaron en la especialidad de pavimentos y albañilería de urbanización y trabajaron en varios proyectos para poner en valor a Vía Künig, descrita en el siglo XV por el monje alemana que le da nombre. Así, en Becerreá acondicionaron el área de descanso de Cruzul, la zona verde del lavadero municipal -a la salida del núcleo urbano- y el muro de cierre del robledal de la localidad. También mejoraron el Camino Real a su paso por As Nogais y un tramo de la senda en el barrio de A Ferrería, de este mismo ayuntamiento; mientras que en Baralla se actuó en la plaza pública de Ferreiros y en el adro de la capilla de Santa Cruz.

Javier Arias recordó que la aportación de la Xunta a los ayuntamientos promotores de este taller incluye incentivos para la contratación de participantes en empresas del entorno durante un mínimo de tres meses. Además, subrayó que todos los alumnos-trabajadores reciben un certificado de profesionalidad que les permite acreditar la formación recibida, lo que facilita su inserción laboral.

“Esta formación especializada impulsa también el emprendimiento”, dijo el delegado,

ya que los beneficiarios adquieren unos conocimientos específicos que les permitirán iniciar sus propios proyectos.

Por último, Arias señaló que la Xunta aprobó este año una aportación de 347.000 euros para poner en marcha una segunda edición de este taller, impulsado por los mismos ayuntamientos. Está previsto que comience a funcionar antes de finales de año.