• Ya lo decía Dwight D. Eisenhower, tras la liberación de Auschwitz «Graben todo. En algún momento algún bastardo se levantará y dirá que esto nunca sucedió»
  • Vivimos unos tiempos convulsos. Hace ahora ya unos años en que Mariano Rajoy llegó a La Moncloa y parece no querer abandonarla

Como todo Presidente se ha rodeado de lo mejor que encontró y al principio no daba entrevistas ni aparecía en los distintos medios de comunicación. Tenía por delante cuatro años con una mayoría sumamente importante que nadie había conseguido hasta hoy. Pero las cosas no han sido quizás como ellos han querido que sean. Asistimos a un cambio de mentalidad o mejor dicho a un cambio en todos los sentidos literales de la palabra… Al principio las calles estaban totalmente llenas de gente o personas que se manifestaban en las mismas en contra de este gallego que ha nacido en Santiago de Compostela.

Muchos han sido los comercios que han cerrado mientras otros han abierto y todo son promesas pero los resultados no parecen verdaderos. Las instituciones culturales no tienen dinero para sus actividades y todo el mundo con el que hablas parece estar de mal humor. ¿Nos encontramos ante un cambio de época? ¿En que momento nos encontramos? Cineastas, periodistas todos se han quejado una y otra vez por la rebaja cultural en todos los sentidos. La política parece ser el mal de engañar a los ciudadanos diciendo que las cosas van bien. En reiteradas ocasiones se le ha pedido la dimisión pero quizás como en su momento lo bautizó Antón Losada en su «Código Mariano. Desmontando a Rajoy» él sigue ahí e incluso nos «amenaza» con volver a presentarse de nuevo. Según Losada «Ante Mariano Rajoy no sabemos bien si contemplamos al último de su especie o al primero de una nueva estirpe de líderes. A veces parece un señor muy antiguo.

 

Otras actúa con esa osadia de quien ya hubiera desentrañado eso que casi nadie comprende: como funciona y que funciona en la política de este siglo de la indignación tuiteada y el amor por el WhatsApp» Y con setenta y cinco años de edad acaba de morir Forges una persona que supo a través de su trabajo enseñar España a los españoles en los distintos momentos que le tocó vivir incluso llegó a inventar un lenguaje que todos antes de leer el periódico observábamos con suma atención. También acudimos al intento de querer sacar del mercado un libro que ya lleva diez ediciones «Fariña» del periodista coruñés Nacho Carretero que documenta muy bien como son y han sido algunos gallegos y los momentos o aspectos cruciales que les ha tocado vivir. «Un vecino mayor cruzaba a diario la frontera entre Galicia y Portugal en bicicleta cargando siempre un saco al hombro. Cada vez que atravesaba a raia, la Guardia Civil le daba el alto y le preguntaba que llevaba en el saco. El hombre, paciente y educado mostraba siempre el contenido: ‹solo es carbón› explicaba. Y los agentes mosqueados lo dejaban pasar. En el otro lado se repetía la escena: la Guardia de Finanzas portuguesa (conocidos por los vecinos como guardinhas) también registraba el saco del hombre y lo dejaban seguir pedaleando. La misma escena se repitió durante años ante el malestar creciente de los guardias fronterizos. No solo eran incapaces de encontrarle material de contrabando sino que en cada nueva pesquisa se manchaban el uniforme de carbón. Como en el cuento de Poe en el que la Policía registra minuciosamente una casa en busca de una carta que ha estado todo el tiempo en primer plano, el secreto del hombre de a raia estuvo todos esos años a la vista… Era un contrabandista de bicicletas» Y como el periodista Gregorio Morán (Oviedo, 1947) ha escrito verdaderas enciclopedias que ahora saca Akal. De un medio como La Vanguardia ahora escribe su columna en un medio digital como es El Español… Sus libros igual que los anteriores no han dejado a nadie indiferente. «El cura y los mandarines. Historia no oficial del Bosque de los letrados» o «Miseria, Grandeza y Agonia del PCE» Relatos de héroes y villanos, de grandes figuras y de militantes desconocidos, una historia a la postre, de épicos éxitos y sonoros fracasos.

 

En Su «Historia no oficial del Bosque de los Letrados» Morán apunta «En ocasiones los libros son como armas de fuego. Los carga el diablo. De manera sorpresiva se disparan y uno no sabe muy bien porqué hasta que se da cuenta que ha herido en su vanidad o en su honor (que a veces son lo mismo) o a alguien que pasaba por allí. Los escritores disponen de unos instrumentos que de repente se convierten en escopetas que dan en un blanco que jamás hubieran imaginado. Incluso de manera cómica le llenan el culo de perdigones siempre molestos aunque no letales a tipos en los que jamás bubiera pensado que les pudiera afectar porque suponía que estaban blindados frente a los efectos de la letra impresa» Pero volviendo al principio nos preguntamos siguiendo la línea de lo escrito ¿Quien es esa figura llamada Mariano Rajoy? Quizás esa respuesta la ha dado en su momento el periodista Federico Jiménez Losantos que tras algunos títulos como «La dictadura silenciosa» o «Lo que queda de España» o «Los años perdidos de Mariano Rajoy» ahora publica también en la Esfera «Memoria del Comunismo. De Lenin a Podemos» Y nos deja aquellas palabras quizás muy acertadas «El hombre, que por estar renunció a ser»

 

Artículo elaborado por Maria Parente y Roberto Carlos Mirás

Maria Parente y Roberto Carlos Mirás