• Comunicado de prensa CIG

 

La BASE DE HELICPTERO DEL BARCO CONTRA INCENDIOS SIGUE SIN HELICÓPTERO Y OTRAS PARADOJAS DE MEDIO RURAL.

La Consellería de Medio Rural sigue actuando de manera contradictoria en el que la gestión de los medios de extinción se refiere. Por una parte, la Conselleira anunció en sede parlamentaria – el 12 de Julio, con muy buen criterio a nuestro parecer- el objetivo de disminuir el tiempo de reacción de los medios de extinción desde los 21 minutos actuales a los 15 – implementada de un trabajo preventivo previo – lo que redundaría en una mayor eficiencia en la extinción por la capacidad control de los fuegos en la fase incipiente de los mismos. Coincidimos nos objetivos, pero discrepamos en la acción, por tanto sobre el terreno la Xunta hace todo el contrario, y para muestra las paradojas que mostramos a continuación:

En el caso concreto de la comarca forestal de O Barco de Valdeorras, se retira un helicóptero, medio aéreo fundamental para obtener una respuesta rápida de acción , en un entorno cómo lo de Valdeorras, con un territorio muy abrupto y dificultoso para actuar en muchas ocasiones con medios terrestres, y con unas condiciones climatológicas frecuentemente extremas, hecho que provoca fuegos de altísima intensidad. En este caso concreto incrementa el tiempo de reacción.

Otra paradoja: los Bomberos forestales de la Xunta de Galicia en la extinción se encuentran con una reducción importante de personal debido a las plazas que hay sin cubrir, y la no cobertura de las bajas de larga duración, motivo que provoca una mermar en la capacidad de control invocada también anteriormente por la Conselleira.

Otra paradoja: nos encontramos que en el período de alto riesgo desde el Servicio de Montes, se envía una circular a los Distritos Forestales donde se ordena medir parcelas – enunciando que es un trabajo preventivo- en un período de alto riesgo donde las Bomberos forestales tienen exclusivamente asignadas tareas de vigilancia y extinción. Vuelta a incrementarse de nuevo el tiempo de reacción.

Reiteraremos que en la Base de Helicóptero de Vilanova de O Barco de Valdeorras del Distrito XIII, en la que se invirtieron cientos de miles de euros, se encuentra a día de hoy cerrada, sin helicóptero, estando totalmente desaprovechada para la protección del medio incumpliendo el objetivo para lo cual fuera concebida. Este Distrito XIII tiene lugares de una importancia paisajística económica y forestal enorme, lugares como la Sierra del eje con más de 5000 Has. de pino Silvestre, el Parque natural de la Serra da Enciña da Lastra, con una de las escasas concentraciones de encinas de toda Galicia, así como el Teixedal de Casaio, uno de los pocos bosques de tejo existentes en Europa así como el folio Castaño. Mencionaremos también el Macizo Central y la Ribeiras del Bibei, Xares y Návea. Todos estos entornos naturales que contarían con una altísima protección en otros lugares de Europa, parecen quedar aquí al disponer de la suerte.

Así en el fuego de ayer en el término de Doniz – Carballeda de Valdeorras- donde según los datos de la Xunta ardieron 64 Has., actuaron más de 15 medios aéreos que no pudieron utilizar la base aérea de O Barco, retrasando ostensiblemente las tareas de extinción, y aumentando los cuestes ambientales y económicos de la extinción. Por parte de la Xunta no se aportó ningún informe técnico que había motivado la decisión de cerrar esta base.

Por lo tanto desde la CIG Exigimos : El retorno inmediato del helicóptero de Vilanova a su ubicación, el  cual desde el punto de vista técnico, es fundamental y altamente operativa. Que las medidas a tomar por la Consellería, al menos no contradigan el expuesto públicamente por su máxima responsable, y se refuerce el Spdcif – base troncal del dispositivo contra incendios de la Xunta- de incendios de la Xunta de Galicia, y a mayores de que se corrijan demás defectos mencionados.