• Así de optimista se muestra José Luis Rodríguez, presidente de la Asociación Cultural RíoMola del Ayuntamiento de San Xoán de Río, cuando le preguntamos por el futuro del rural
  • Esta entidad destaca, en sus sólo cuatro años de vida, por su dinamismo cultural y social, preocupándose siempre por sus vecinos, una gran familia que forman sus 500 habitantes

 

La Asociación Cultural RíoMola nació hace 4 años con la intención de crear una programación cultural anual para el disfrute de los vecinos y vecinas del municipio de San Xoán de Río, en la comarca de Terra de Trives. Aunque se centran en actividades de dinamización cultural y de ocio, otras acciones como el homenaje a las vecinas que habían sacado el carnet en años en los que se necesitaba autorización del padre o del marido, el 8 de marzo del 2019, han gozado de una gran repercusión.

Siendo una zona castigada por la crisis demográfica, con mucha emigración y una población envejecida, adquiere valor la creación de entidades como esta para dinamizar cultural y socialmente este municipio ourensano. En su corta trayectoria han dado ya varios titulares a medios de comunicación de Galicia y en esta pandemia de la COVID-19 vuelven a ser noticia por ofrecer su patrimonio económico y humano a las familias más necesitadas. Hablamos con el presidente de la entidad, José Luis Rodríguez, conocido como “Yiyo”.

Actuación del Mago Deimi

 

¿Cuántos socios/as conformáis la entidad? ¿Muchos/as de ellos viven fuera del municipio e incluso fuera de Galicia?

Socios en activo que trabajen en el día a día por la asociación seremos unos 30 pero los socios de carnet superan ampliamente los 100. Muchos de ellos de fuera de Galicia, sobre todo de Madrid, Valencia, Barcelona y Francia.

 

Nos consta vuestro gran dinamismo cultural y social. ¿Qué acciones o actividades han tenido más éxito y repercusión estos últimos años?

Cuando más gente reunimos es en las “Festas de San Xoán”, celebración en la que asumimos también la comisión de fiestas y en las “Festas do Emigrante” en Agosto. Después, en los Magostos superamos las 300 personas en un ayuntamiento de 500 habitantes. Por otro lado, las caminatas nocturnas en Agosto, los monólogos, actuaciones de magia y obras de teatro también están teniendo muy buena acogida. Otras de carácter social, como el homenaje a las vecinas que habían sacado el carnet en años en los que se necesitaba autorización del padre o del marido, el 8 de marzo del 2019, tuvieron una gran repercusión.

Caminata nocturna. Variedad de actividades para todos los públicos

 

¿Qué hace posible esta creatividad y energía en un municipio de los más envejecidos de Galicia?

La respuesta de la gente. Desde el principio todo el mundo colaboró, participó y ayudó a sacar adelante las actividades. Cada vez que hacemos algo nuevo muchísima gente está dispuesta a echar una mano. Así todo es más sencillo. Si programásemos actividades y no viniese gente disolveríamos la asociación y nos dedicaríamos a otra cosa. Y cada año hay más gente participando, seguimos batiendo récords.

 

¿Tiene futuro el rural, volveremos a ver familias con niños en un futuro?

¿Tiene futuro la ciudad? La vida va a cambiar, lo bueno de la ciudad va a desaparecer. El rural volverá a llenarse, pero de gente que teletrabajará, aquí tendrá hijos y elegirá esta forma de vida.

 

En relación a vuestra última acción, ayudar a familias desfavorecidas de San Xoán de Río perjudicadas económicamente por el COVID19. ¿Cómo se plantea ese auxilio? ¿La acción va más allá de los fondos económicos de los que dispone la entidad?

Somos un municipio de 500 habitantes, todos nos conocemos, somos como una gran familia. Por lo tanto haremos todo lo que sea necesario para que nadie se quede atrás en esta crisis. Cualquier petición de ayuda tendrá respuesta. Son momentos difíciles y tenemos que defender siempre a la gente que participa en nuestras actividades.

No cesan su actividad dinamización en todo el año. Fiesta de la espuma en verano

 

¿Cómo estáis llevando la pandemia?

Los que estamos en San Xoán de Río físicamente mucho mejor que los que están en otros lugares y que están esperando a que levanten las restricciones para venir. También lo lleva mal la gente que venía todos los fines de semana y ahora tiene que quedarse en la ciudad.

 

De cara al futuro. ¿Habrá opción de alguna actividad cultural y/o social los meses de 2020 que tenemos por delante?

Seguramente sí. Tiempos de crisis son tempos de oportunidades. Y de una o de otra forma seguiremos adelante cueste lo que cueste.

 

José Luis Rodríguez, conocido como “Yiyo”

 

  • Fuente Fotografías: Asociación Cultural RíoMola