Estamos en un verano histórico a nivel de calor y falta de precipitaciones y eso nos ha llevado a empezar a hablar con insistencia de sequía.

Quien mejor que el Presidente de la Confederación Hidrográfica Miño-Sil, don Francisco Marín Muñoz para contarnos con exactitud la realidad actual y tranquilizarnos.

En primer lugar remarca que en la extensión que ellos cubren “el agua no es un bien escaso, pero también es un territorio, pero por su suelo, no especialmente en Valdeoroas, los acuíferos son muy sensibles a la falta de precipitaciones”

199424_a_1

Estamos en una situación de pre-alerta y nos comenta que la Oficina Técnica de la Sequía controla más si cabe las extracciones y demás acciones vinculadas al uso del agua, así como que se van a poner en marcha una campaña de difusión para el uso racional del agua. Los Ayuntamientos, ya tienen su comunicación pertinente con las medidas a tomar y a pesar de que reconoce que se ha avanzado muchísimo en los últimos años a nivel de conciencia particular es el momento de recordar que pequeñas acciones, que poco a poco vamos automatizando, ahora empiezan a ser necesarias, tales como ducharse en lugar de bañarse, cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes o usar el lavavajillas cuando esté lleno.

Nos explica que en nuestra demarcación existen tres figuras: pre-alerta, alerta y emergencia y recalca que “estamos en pre-alerta por sequía meteorológica no hidrológica, ya que en la actualidad, el caudal circulante es anormalmente bajo, ligeramente bajo”.

Espera que pronto se produzcan precipitaciones que no hagan que tengamos que pasar a la figura de alerta, unido, recalca, al uso racional del agua, no hasta que se produzcan, sino siempre.