Alba Novoa

Alba Novoa

Esta semana traigo un micro-artículo que puede ser muy grande dependiendo del lado desde el que se escuche:

‘Señoras y señores: el espectáculo dará comienzo en cinco minutos. Por favor, apaguen sus teléfonos móviles. Muchas gracias’.

 

 

Para ellos, una invitación a un mundo nuevo (mentira. Para ellos, un ‘joder, ahora tengo que dejar el Whatsapp’). Para nosotros, una arcada de energía acumulada durante cinco meses a punto de ser derramada encima de unas tablas.

La sensación que me produce escuchar esa frase es la única que conozco que supera a la de la mañana de Reyes que me regalaron la colección entera de los libros de Teo y el ‘Canta con nosotros: Peter Pan’ (mis padres tienen una batalla a muerte pendiente con sus Majestades por aquello). Prometidísimo.