• La primera fue practicada con ayuda de un cirujano del Hospital Val D´Hebrón de Barcelona

Cirujanos del Hospital de Valdeorras aplicando la técnica con Eloy Espín

 

El Hospital Comarcal de Valdeorras fue escenario de la aplicación de una novedosa técnica quirúrgica mínimamente invasiva para la reparación del prolapso rectal, mediante escisión Transtar, que dirigida por el doctor Eloy Espín, jefe de la Unidad de Cirugía de Colon y Recto del Hospital Val D´Hebrón de Barcelona. A partir de ahora, comenzará a aplicarse en el Hospital Comarcal de Valdeorras por parte do Servicio de Cirugía.

Esta técnica se realiza con sedación local, raquídea, de modo que al evitar la  anestesia general, posibilita una respuesta quirúrgica a pacientes que, por su edad avanzada o estado de salud, no está indicada una intervención.

Además, al ser la técnica mínimamente invasiva, ya que se realiza perianalmente,  y no por vía abdominal, permite la rápida recuperación de los pacientes facilitando un mejor postoperatorio y plena recuperación de sus funciones  entre  seis  y ocho semanas.

El jefe  clínico de la Unidad de Coloproctología del Val D´Hebrón, que visitó el Hospital Comarcal, es doctor en cirugía y profesor titular del Departamento de Cirurgía de la Universidad Autónoma de Barcelona,  Board Europeo de Coloproctología y miembro de las sociedades europea y americana de coloproctología, y lleva años desarrollando esta técnica, que ahora se incorpora a la cartera de servicios del Hospital Comarcal de Valdeorras.

El  prolapso de recto es una afección que implica la salida de parte, o todo, el recto a través del ano.   Es más frecuente en  mujeres de edad avanzada, que lo padecen más habitualmente que los hombres. Aún cuando se desconoce exactamente su causa, se relaciona con los partos, el estreñimiento crónico, la debilidad de la musculatura asociada al envejecimiento, así como a problemas neurológicos.

Su tratamiento es siempre y las vías para abordarlo dependen de factores como el tamaño del prolapso, edad y  condición médica del paciente. Entre ellas, la vía más habitual es a través del abdomen mediante cirugía tradicional o laparoscópica,  o bien como en este caso, a través del periné,  que permite intervenir con menores riesgos a pacientes de mayor edad y  peor condición médica.

Pese a no ser una patología grave que conlleve graves riesgos para el paciente, su padecimiento entraña frecuentemente debilidad de esfínter, por lo que afecta a la vida diaria y autoestima de los que lo padecen.

Su mayor incidencia entre los pacientes de edad avanzada, así como las dificultades y riesgos de emplear anestesia general,  necesaria para intervenir a estos pacientes mediante otras técnicas, fue la principal motivación del  equipo de Cirurgía del Hospital Comarcal de Valdeorras para comenzar a aplicar esta técnica, teniendo en cuenta el alto envejecimiento de la población de Ourense.

María Teresa García Martínez, del Servicio de Cirurgía del HCV, estima que el hospital valdeorrés diagnostican en torno a 12 casos al año, que mediante la incorporación de esta técnica, tendrán más alternativas para ser intervenidos directamente en O Barco, con el sistema que mejor se adapte a las necesidades de cada paciente.