El Bono Turístico inyectó cerca de 300.000 euros en este puente

  • Con unas 1.400 operaciones en establecimientos gallegos
  • La ocupación en los establecimientos gallegos se acercó al cien por cien en las localidades turísticas, lo que confirma los buenos datos que ya se registraron en los meses de verano y en el pasada puente del Pilar
  • La iniciativa #QuedamosEnGalicia puesta en marcha por la Xunta para reactivar el sector, uno de los más afectados por la pandemia llevó a cabo desde el mes de junio 14.417 por importe de 2.891.483 euros

 

El bono turístico inyectó cerca de 300.000 desde el viernes hasta el lunes, lo que confirma la progresiva reactivación del sector en Galicia. El gasto hecho por los usuarios del bono en estos días festivos coincide con una ocupación en los establecimientos hoteleros que, en algunas localidades turísticas, se acercó al cien por cien de su capacidad.

Entre el viernes 30 de octubre y el lunes, se realizaron unas 1.400 operaciones con el bono turístico, por un importe de compras de cerca de 300.000 euros.

El bono turístico se activó este año como complemento de la campaña puesta en marcha en el 2020 en favor de los profesionales sanitarios. Abierto en el mes de junio al público en general, los beneficiarios, que como se recordará agotaron en pocas horas la oferta disponible, corren con el 40% del gasto que realicen en los establecimientos turísticos gallegos, en tanto que la Xunta aporta el 60 % restante.

Las previsiones de la Xunta pasan por movilizar a través del bono turístico 7,8 millones de euros en el sector en todo 2021. El gasto hecho por los usuarios en este puente confirma que se trata de una medida muy beneficiosa para reactivar el turismo tras meses de paralización a causa de la pandemia.

El bono tarjeta turística #QuedamosenGalicia es un ejemplo del apoyo de la Xunta al sector en este Xacobeo con el objetivo de recuperar la confianza de los viajeros y fomentar el mensaje de Galicia como destino seguro. Un objetivo que comparte con el programa Elixe Galicia, orientado la diferentes colectivos gallegos – menores de 30 años, familias y mayores de 55 años-, a través del que se llevan comercializado más de 4.300 plazas en los diferentes programas de desestacionalización turística diversificada en las cuatro provincias gallegas y que permitió inyectar en lo que va de año algo más de un millón de euros en el sector, especialmente en las agencias de viaje, uno de los segmentos más afectados por la crisis sanitaria.