• Francisco Javier Díaz López es su creador, un escultor que afirma que la idea nació de un día de aburrimiento cuando tenía 13 años
  • Este año el belén de conchas cumplió su 20 aniversario

 

Francisco Javier Díaz López es un escultor y artesano de Ponferrada autor de uno de los belenes más originales de El Bierzo ya que está elaborado con incontables conchas. Este belén, ubicado en la iglesia de Santa María del barrio de Compostilla cumple su 20 aniversario y, cada año, sigue sorprendiendo pues además de crecer e incorporar novedades (este año una taberna) varía el montaje.

Francisco Javier Díaz López

 

Su autor lo creó cuando tenía 13 años y la idea nació “fruto del aburrimiento, con el material que tenía delante”, dice,  concretamente en su lugar de veraneo, La Manga del Mar Menor (Murcia). Ahora, el belén cuenta con millones de conchas procedentes no sólo de Murcia sino de muchas otras localidades. Su peculiaridad, además de las conchas, es que es un belén clásico y que apuesta por los elementos naturales.

 

El belén de conchas de Compostilla todavía puede visitarse hasta el próximo 14 de enero, en horarios de 17,00 a 20,30, todos los días. Los sábados y vísperas de festivos está abierto de 17,00 horas a 18,30 y de 19,30 a 20,30; y los domingos,  los horarios son más amplios de 12,30 a 14,30, y de 16,30 a 20,30 horas.

¿Cuántas conchas hay este belén y cuáles son sus dimensiones?

Millones de conchas. El belén ocupa 17 metros cuadrados. Cada año va creciendo y el montaje varía, las figuras las distribuyo de forma diferente.

 

¿Es un belén de tipo…?

Es un belén clásico. El elemento más extraño que puede haber es una viña.

 

Las figuras son en miniatura y no hay elementos en movimiento…

Sí. Miden unos 7 centímetros, son pequeñas. Y no hay mecanismos de movimiento para captar toda la atención sobre las figuras y que los visitantes se fijen en todas ellas.

 

¿Es difícil o complicado hacer un belén de estas características?

Sí, porque hay que emplear las conchas apropiadas para cada uno de los elementos del belén. Todas son diferentes. Lo más difícil es elegir las conchas y dar vida a las figuras. Hay que hacer muchas pruebas.

 

¿Cuáles son las novedades de este año?

Cada año hay nuevos escenarios. Este año he incorporado una taberna. Y ahora ya estoy pensando en lo que puedo hacer para el próximo año.

 

De modo que mentalmente trabaja en el belén todo el año

Sí. La verdad es que disfruto, me encanta. Y lo hago por amor al arte. No recibo ninguna subvención. Sólo soy yo.

 

¿Este tipo de artesanía engancha?

Engancha. Es casi una adición. A mí me llena y las horas que le he dedicado al belén en los últimos años son incontables. Estoy muy contento con el resultado.

 

Este año ha sido un éxito en número de visitas

Ha tenido éxito y muchas visitas. Cada año que pasa registra más. Animo a las personas que no lo han visitado a conocerlo, aún están a tiempo, hasta el 14 de enero.

 

Próximamente va a abrir un local de artesanía en Ponferrada…

Sí, de artesanía y decoración. Es mi proyecto.

 

¿Cómo se define como artista?

Como un artista natural, que apuesta por materiales naturales como la piedra, la madera, las conchas…siempre sin tapar el componente natural. Así, por ejemplo, las conchas del belén no van pintadas ni barnizadas. La naturaleza brota por todas partes,  es muy bella por si sola como para andar escondiéndola. 

 

El belén seguirá cumpliendo años…

Seguirá cumpliendo porque no me he cansado. Ya estoy pensando qué añadirle el próximo año.

Cartel