• Entidades miembro de COGAMI presentan la campaña DisOrganic para visibilizar la discapacidad orgánica

El Gerente del CHUO acompañó la representantes de la Federación Discafis-COGAMI, Alcer Ourense, Accu Ourense, Aixiña, Conseguir, Asociación Ourensana de Hemofilia, Agadhemo, Affou y de la entidad Renacer durante la presentación del símbolo internacional de la discapacidad orgánica.

 

Con el fin de acabar con la invisibilidad de la discapacidad orgánica, el movimiento asociativo de COGAMI presentó en la entrada principal del nuevo edificio del Complejo Hospitalario Universitario de Ourense ( CHUO) el símbolo internacional de la discapacidad orgánica ( DisOrganic). En esta presentación estuvieron también presentes el gerente del complejo hospitalario, Félix Rubial Bernárdez, y la responsable de trabajo social, María Belén Piñeiro Bóveda.

Este símbolo, que se presentó simultáneamente en 41 ciudades españolas, nace para acabar con la invisibilidad de este tipo de discapacidad. Desde COGAMI y su movimiento asociativo, sobre todo las entidades que forman parte de su Comisión Sociosanitaria, creen en la importancia de participar en esta campaña para difundir problemáticas que viven personas con discapacidad orgánica como son la falta de reconocimiento, invisibilidad e incomprensión a consecuencia de las alteraciones que se originan en el interior del cuerpo humano y que pasan desapercibidas por la mayoría de la población.

Desde las 10 horas, representantes de las entidades Federación Discafis-COGAMI, Alcer Ourense, Accu Ourense, Aixiña, Conseguir, Asociación Ourensana de Hemofilia, Agadhemo, Affou y Renacer, montaron un punto informativo en el vestíbulo del CHUO para informar y asesorar a todas las personas que durante la mañana accedían al centro hospitalario. Para irlo, aparte de personas voluntarias, contaron con material de difusión explicativo sobre la discapacidad orgánica.

A las 11.30 horas, Marcos Gómez representante de Affou, Piedad Varela de Aodem y Carmen Dorado de Alcer Ourense leyeron un manifiesto en el que se explicaban que “los símbolos gráficos desarrollan un papel comunicativo fundamental a la hora de reflejar realidades sociales y pueden visibilizarlas de una manera inmediata y escueta, facilitando y normalizando el comportamiento y las interacciones humanas”.

La discapacidad orgánica se produce por alteraciones que se originan en el interior del cuerpo humano. Algunos sistemas corporales presentan una pérdida de funcionalidad relacionada con los órganos internos o con procesos fisiológicos. Estos órganos pueden ser los riñones, hígado, el corazón, los pulmones, pero también hablamos de la coagulación de la sangre, el aparato digestivo, el sistema linfático, el aparato locomotor, el sistema inmune o el sistema nervioso central.

Las personas con discapacidad orgánica son muy diferentes entre sí y encuentran problemáticas muy diversas. Algunas de ellas son limitaciones en la vida diaria, la necesidad de seguir tratamientos y atención sanitaria continuada, elevados grados de dolor, ser más vulnerable a infecciones y pueden derivar en discapacidad física.

En esta campaña de presentación de DisOrganic, desde el movimiento asociativo de COGAMI aprovechan para reclamar que los servicios de valoración de la discapacidad en muchos casos no reconocen oficialmente la discapacidad orgánica, por no disponer de un baremo de valoración equitativo, justo y que cumpla con los criterios de la Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud (CIF). Por este motivo, “pedimos la actualización de este baremo”.

 

El Símbolo Internacional de la Discapacidad Orgánica puede ser utilizado libremente por parte de cualquiera persona física o jurídica al estar compartido bajo licencia CC-Zero de Dominio Público. La presentación es posible a través de una subvención procedente del 0,7%. Además, esta campaña está siendo compartida en las redes sociales con el hashtag # DisOrganic para darle la mayor visibilidad posible entre la población.