• Está acusado de atentado contra los Agentes de la Autoridad y Delito contra la Seguridad Vial (Conducción Temeraria y Negativa a someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas)

N-120 a su paso por Vilamartín

 

Agentes de la Guardia Civil detuvieron el pasado domingo, alrededor de las dos de la madrugada, a un conductor por saltarse dos controles en la N-120 (Logroño – Vigo), a su paso por la localidad de Vilamartín de Valdeorras. Los agentes, que se encontraban realizando un control de seguridad ciudadana, le dieron el alto a un Audi A-3 que, en un primer momento aminoró la velocidad y, seguidamente, su conductor, aceleró bruscamente e invadió el carril contrario, obligando a saltar al guardia civil que le estaba realizando la señal, e iniciando su fuga del control a gran velocidad.

Alertadas las patrullas que se hallaban por la zona, este vehículo es de nuevo avistado en el kilómetro 460,900, por Fuerzas del Subsector de Tráfico de Ourense, donde se le reiteran las señales para que se detuviese y, otra vez, lejos de aminorar su velocidad, la incrementó, e invadió el carril contrario dirigiendo su trayectoria hacia el Guardia Civil que, también tuvo que apartarse para no ser atropellado.

Inmediatamente se estableció un dispositivo de búsqueda del citado vehículo, que permitió localizarlo por patrullas del Subsector de Trafico de la Guardia Civil, en un prado próximo al cruce de Córgomo – Vilamartín de Valdeorras y, a escasos metros, una pareja de jóvenes donde el varón AMD, 34 años, vecino de Puente de Domingo Flórez (León), era quien conducía.

En ese momento se procedió a su detención, por atentado contra los Agentes de la Autoridad y Delito contra la Seguridad Vial (Conducción Temeraria y Negativa a someterse a las pruebas de detección de alcohol y drogas).