• La Xunta denuncia una intensa actividad incendiaria e intensifica la lucha policial para hacerle frente
  • El Gobierno gallego abrió una investigación exhaustiva para conocer las causas de esta desmesurada actividad delictiva incendiaria, localizar sus responsables y ponerlos a disposición de la Justicia

 

Imagen de archivo de un incendio forestal

 

Galicia está registrando una elevada actividad incendiaria en los últimos días, que se focaliza especialmente en las provincias de Ourense y Lugo. Como dato ilustrativo, basta decir que en lo que va de mes de octubre hubo en nuestra comunidad un total de 235 fuegos (123 de ellos en la provincia de Ourense). Esta cifra es más del doble de la registrada en el mismo período de 2016 y supera ampliamente el promedio de los últimos cinco años en estas fechas, que se sitúa en los 91,2 fuegos en Galicia. Además, la mayoría de los fuegos se registran en horas nocturnas, cuando los medios aéreos no pueden operar y en zonas de difícil acceso, que también dificultan el trabajo del dispositivo en tierra.

La Xunta denuncia públicamente el daño que los incendiarios están causando en nuestro patrimonio forestal, que obliga a intensificar las labores de investigación, prevención y extinción de los fuegos. Por eso, el Gobierno gallego puso en marcha, en colaboración con los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado (gallegas y estatales), una investigación exhaustiva para conocer las causas de esta desmesurada actividad delictiva incendiaria, localizar sus responsables y ponerlos a disposición de la Justicia.

La investigación de las causas y los causantes de los fuegos incluirá un profundo trabajo de pesquisa sobre las zonas en las que se inician los fuegos, con el fin de aclarar la intencionalidad que está detrás de la práctica totalidad de los incendios registrados en los últimos días, y depurar las correspondientes responsabilidades. La Xunta recuerda que, a pesar de las detenciones de presuntos incendiarios realizadas en las últimas horas, sigue habiendo una elevada actividad incendiaria, centrada además en espacios de Red Natura y en su mayor parte de monte raso, que está suponiendo un grave daño para la riqueza forestal de Galicia.

El Gobierno gallego hace, una vez más, un llamamiento a la responsabilidad y a la colaboración de la ciudadanía, para que denuncien cualquier actividad delictiva de la que tienen conocimiento y también para alertar, a través del teléfono gratuito 085, de los fuegos que se registren, apoyando así la labor de los efectivos de extinción.