• La Federación de Mujeres Anaral solicitó al Sergas que mantenga la atención pediátrica para niños y niñas de Trives, San Xoán de Río y Manzaneda
  • El Ayuntamiento de Trives también remitió un escrito a la Xunta y anuncia medidas de presión si no se devuelve el servicio

Representantes de Anaral

 

Las asociaciones que conforman la Federación de Mujeres Anaral, muestra su repulsa por la supresión del servicio de pediatría en el Punto de Atención Continuada (PAC) de A Pobra de Trives y ha solicitado al Sergas su inmediata reposición teniendo en cuenta  la repercusión que esto supondría en la calidad de vida de los niños y niñas y de las familias pertenecientes a A Pobra de Trives, San Xoán de Río y Manzaneda y que, además, en  verano se duplica la presencia de niñas y niños en los respectivos municipios.

El Ayuntamiento de A Pobra de Trives cuenta con el Punto de Atención Continuada (PAC) que da atención a los tres municipios citados. Dentro de esta atención, las familias  contaban desde hace más de 20 años con el Servicio de Pediatría, “que resulta crucial para madres y padres dada la fragilidad de los pequeños”, expone “Anaral”.

Un total de 243 niños y niñas “se quedarán en una situación de desamparo pediátrico en las Terras de Trives debido a los recortes en sanidad. El servicio de pediatría de A Pobra de Trives atendía a la población infantil de Trives, Manzaneda y San Xoán de Río y el municipio. Las características geográficas en las que nos encontramos hace que la supresión de este servicio sea un trauma para muchas familias”, añade la federación de mujeres. En este sentido, cita que “desplazarse kilómetros para recibir la atención pediátrica no es viable en la mayoría de los casos ya que no existen servicios disponibles en caso de urgencia o necesidad”.

“Anaral” considera que “no hay ningún motivo lógico ni racional que justifique que casi 250 niños y niñas tengan que desplazarse 45 kilómetros desde San Xoán de Río, 75 kilómetros desde Trives y 80 desde Manzaneda para poder tener asistencia médica, una situación que se prolongará en el tiempo a causa de las listas de espera”.

Argumenta que desde hace años el servicio de pediatría está sujeto a diversos recortes, pues parece que el Sergas no tiene en cuenta los derechos de la infancia, ya que en el artículo 3 dice que las instituciones públicas deben velar por el bienestar, por el cuidado y por la protección de los niños y niñas, especialmente en materia de sanidad (cómo cita textualmente). “No nos parece lógico, que  vayan a ser atendidos por médicos de familia que no tienen formación específica en el ámbito de la infancia. Asimismo, ante todas las actuaciones de las administraciones públicas deben primar la atención integral a las niñas y niños y respetar, por lo tanto, sus derechos fundamentales”. Y destaca que la despoblación también es fruto de supresión de servicios médicos fundamentales como el de pediatría.

Finalmente, detalla la federación que “las madres y padres del rural gallego tienen diversas dificultades para conciliar la vida familiar y profesional por lo que añadir un desplazamiento de un promedio de 60 kilómetros cada vez que deben acercarse a una consulta médica llevaría implícito  un obstáculo más en el camino hacia la conciliación”.

La federación “Anaral” remitió una carta a la Dirección Xeral de Saúde Pública, firmada por las presidentas de las asociaciones que integran la misma, concretamente Mª Fernanda Paz Elías (presidenta da Asociación Arandeira) Mª Milagros Calvo Carballo (presidenta da Asociación Anel) Amelia Estevez Estevez (presidenta da Asociación Algueirada).

El Ayuntamiento de Trives, a través de Isabel González Fandiño,alcaldesa accidental, también ha presentado una queja y reclamación ante la Xunta de Galicia para que se mantenga el servicio de Pediatría.

Isabel González Fandiño, alcaldesa accidental del Ayuntamiento de A Pobra de Trives, en el centro de salud

 

La institución local argumenta que hasta ahora, el servicio se venía prestando en régimen de media jornada, los martes de 9,30 a 11,00 horas, para la atención de algo más de 200 menores de tres municipios. Y que la Consellería de Sanidade decidió realizar una reestructuración para agrupar los servicios de Pediatría en centros de referencia, en este caso en los centros de salud de Maceda y de A Rúa de Valdeorras.

El Ayuntamiento expone que el desplazamiento a dichos centros es casi un imposible para los vecinos y vecinas, al menos en transporte público. Ya que para ir a Maceda no hay línea de autobuses y para acudir hasta A Rúa hay un autobús que sale a las 6,40 horas de la mañana y regresa a las 18,30. Además, dichos desplazamientos suponen 52 kilómetros hasta Maceda y 25, hasta A Rúa. Y no descarta movilizaciones si no se devuelve el servicio.