• La Confederación del Miño-Sil continúa los trabajos de mejora de cauce y márgenes de los ríos de Ourense
  • Durante esta semana se está trabajando en el río Arnoia, ayuntamientos de Arnoia y Cartelle, en el regato da Piñeira en Castro Caldelas, rego de Albán en Coles y en el río Miño a su paso por Ourense
  • Estas actuaciones están incluidas en el contrato de conservación del Dominio Público Hidráulico (DPH) en las que el Organismo de cuenca invierte más de 765.900€

 

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica, continúa los trabajos de limpieza de ríos en la provincia de Ourense. Estas actuaciones están incluidas en el contrato de conservación del Dominio Público Hidráulico (DPH) en las que el Organismo de cuenca invierte más de 765.900€.

En esta semana se está trabajando en el río Arnoia, ayuntamientos de Arnoia y Cartelle, en el regato da Piñeira en Castro Caldelas, rego de Albán en Coles y en el río Miño a su paso por Ourense.

De la inspección previa a las zonas de actuación se detectó abundante vegetación arbórea y arbustiva y un importante número de árboles con riesgo de caída sobre los cauces.

Para solucionar esta problemática general, se está trabajando en el desbroce selectivo de matorral perimetral, poda y clareo de ramas bajas y  corta sanitaria de pies secos para evitar tapones en infraestructuras de paso. Estos trabajos son ejecutados por 2 brigadas compuestas por cuatro operarios especializados cada una.

Actuaciones en el río Miño (TM Ourense)

El tramo de actuación está situado en el paseo fluvial del Miño, entre el puente del Milenio y el viaducto que cruza el río, y tiene por objeto la poda de las ramas que crecen hacia la carretera N-120,  la retirada de árboles secos, con riesgo de caída al paseo peatonal,  la eliminación de especies invasoras y la retirada en la zona de Dominio Público Hidráulico (DPH) de los residuos sólidos urbanos.

Estas actuaciones están ubicadas en las proximidades de elementos con afección a Patrimonio histórico y cultural -Camino de Santiago y Puente Romano- por lo que los trabajos están siendo muy restrictivos y se limitan a la retirada de pies muertos atendiendo a la Instrucción de 8 de noviembre de 2017 relativa al trámite de autorizaciones en materia de patrimonio cultural en los bienes inmuebles catalogados y declarados de interés cultural, sus contornos de protección y las zonas de amortiguación.

Los restos vegetales son retirados de la zona y se transportan al gestor autorizado; en el caso de los alisos, se aplican las medidas o recomendaciones profilácticas con el objeto de evitar la propagación de Phytophthora alni.

“El plazo de ejecución se extiende hasta el segundo semestre de 2020, aunque se está valorando un refuerzo para la ejecución de actuaciones de mejora de la capacidad de desagüe de los ríos con el ánimo de evitar ante en momentos de intenso caudal, inundaciones y avenidas que pudiesen afectar a las personas y sus bienes” matizó José Quiroga, presidente de la CHMS.