• El actor barquense dedicó el premio a sus seguidores, sus compañeros de reparto y a su familia agradeciendo a todos el apoyo recibido

 

El artista Christian Escuredo acaba de recibir el premio Broadway World como mejor actor principal por su papel en el musical “Priscila, Reina del desierto”.  En las últimas horas le han llovido felicitaciones continuas  hasta el punto que todavía no ha podido contestar a todas ellas. Sus primeras palabras han sido “Gracias, gracias a todos”  y “me siento feliz”, felicidad que dijo sentir por “Priscila Reina del Desierto” y sus galardones al  Mejor Musical,  Mejor Vestuario (Tim Chapell y Lizzy Gardiner) y Mejor Dirección Musical (Spud Murphy: Jlio Awad y Manu Guix) en los premios Broadway World Spain 2015.

Escuredo , en la gala en la que se le hizo entrega del premio, señaló que “es un honor recibir un premio por interpretar a un personaje tan divertido. Y aunque llevamos más de 400 funciones, cada noche sigo descubriendo a mi Felicia”.

Además, expresó con emoción que el mejor premio “es trabajar con salud en un musical de éxito como Priscilla, pero este, sin duda, salpica a mucha gente, empezando por el público. Sobre todo a los más de 300.000 espectadores que han pasado por el Teatro Nuevo Alcalá, en especial a los que tanto miman a Felicia, y a los que han revolucionado mis redes sociales con tanto cariño estos últimos días”.  Por eso, dedicó el premio a sus seguidores y se lo agradeció a ellos.

También citó a sus paisanos de Valdeorras,  a Aleighthouse y Alexandra Leight, “por enfocar siempre mi camino”, así como a todos sus amigos y su familia, a los que agradeció “haber sido mi primer público, siempre crítico y comprensivo. Y gracias a mi otra familia: mis compañeros de Priscilla”, citando a Som Produce y también  José Luis Mosquera, porque, en este último caso, dijo, sin el corazón que le pone a su “Bernadette, mi Felicia estaría perdida”.

Finalmente, también dedicó el premio a Jaime Zatarain, pues “es un honor trabajar con un actor tan generoso, que me escucha el alma, y las tripas, si hace falta” y también a Miguel Antelo  “que es es nuestro adaptador y director residente,  ha visto Priscila más de 400 veces y nunca he visto trabajar a nadie con tanta dedicación, amor y respeto”.