• La Confederación del Miño-Sil retira los árboles y la vegetación que obstaculizan la capacidad de desagüe del río Mao en Bóveda (Lugo)
  • Estas actuaciones, en las que el Organismo de cuenca invertirá más de 55.000 euros, se prolongarán hasta los primeros días de junio 
  • La zona de actuación está dentro del espacio protegido LIC Río Cabe y este organismo dispone de autorización previa de la Consellería de Medio Rural que habilita a ejecutar lo programado

La Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS),  Organismo autónomo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, trabaja en el río Mao a su paso por el municipio lucense de Bóveda; actuaciones incluidas en el Encargo a la empresa Tragsa para el Servicio de Conservación y Restauración de cauces de la Demarcación Miño-Sil, que se prorrogarán hasta final de año.

De la inspección previa a la zona de actuación se detectó abundante vegetación arbórea y arbustiva y un importante número de árboles con riesgo de caída sobre los cauces lo que dificulta el normal discurrir de las aguas, lo que podría provocar tapones en las infraestructuras de paso e inundaciones en las fincas colindantes.

Para evitar estos problemas, se trabaja en el acondicionamiento y limpieza del cauce en dominio público hidráulico y zona de servidumbre, incluyendo la poda y clareo de ramas bajas, tala, troceado, apilado y retirada de los árboles secos presentes en el tramo.

Los restos vegetales son retirados de la zona y se transportan al gestor autorizado; en el caso de los alisos, se aplican las medidas o recomendaciones profilácticas con el objeto de evitar la propagación de Phytophthora Alni.

La zona de actuación está dentro del espacio protegido LIC Río Cabe y este organismo dispone de autorización previa de la Conselleria de Medio Rural de la Xunta de Galicia que habilita a ejecutar lo programado.

Los trabajos en el río Mao son realizados por 1 brigada compuesta por cuatro operarios especializados y un capataz, y se prolongarán hasta los primeros días del mes de  junio.  La inversión prevista supera los 55.000 euros.

“Las actuaciones de conservación, restauración y rehabilitación del dominio público hidráulico son siempre necesarias e imprescindibles para el buen estado de nuestros cauces, si bien, en años de abundantes lluvias esta necesidad se hace más patente, ya que el intenso caudal provoca  suelos incapaces de filtrar más agua,  inundaciones, debilitación del terreno y arrastres de maleza dentro de la sección hidráulica de los cauces, mermando así su natural capacidad de desagüe y la calidad de sus aguas” ha explicado José Antonio Quiroga , presidente de la CHMS.

“Esta Encomienda finalizará en el segundo semestre de 2020, si bien, estamos valorando, al igual que en 2019,  un contrato complementario de refuerzo que dé cobertura a un mayor número de tramos con problemas, todo ello con el ánimo de prevenir inundaciones y avenidas que pudieran afectar a las personas y sus bienes” ha concluido el presidente.