• Por el sumiller José Luis del Campo

 

Hoy os acerco la cata de este vino, Lagar do Cigur Crianza Garnacha Selección Mary Guinzo 2013, un monovarietal Garnacha Tintorera elaborado por la Adega Melillas e Fillos, una maravilla que se aleja de las uva mayoritaria de la zona como es la Mencía.

Procedente de viñas centenarias y con una crianza de 14 meses en barricas, nos encontramos con este vino que une dos cosas a la perfección. Por un lado la esencia del terruño valdeorrés y por otro la potencia y caracterización de los vinos que elabora esta uva, la Garnacha Tinta.

Una maravilla que nos deja en su cata un vino de enorme carácter y personalidad, con una crianza que le ha dado aportes espectaculares y que su afinamiento en botella  le ha permitido conjuntarse muy bien dejando un bouquet realmente increíble.

En vista tenemos un vino en copa de color granate muy intenso, con una muy buena capa que se muestra muy elegante y brillante, con una lágrima de fluido medio.

La nariz es muy compleja pero con gran intensidad y, sobre todo nitidez, con lo cual al realizar su cata de forma lenta, la maravilla de aromas que van surgiendo muestran claramente el  gran abanico de esencias que transmite esta varietal. Aromas a frutas rojas, toques de fruta madura, flores de fondo, con toques a maderas nobles, a ahumados, algo a balsámicos,…, una delicia. Todo el conjunto perfectamente equilibrado y con una mineralidad muy de la zona de fondo.

En boca la potencia es increíble y sorprende la frescura que transmite de entrada pese a su larga crianza. Mucha fruta y aportes de crianza muy bien conjuntada. Un vino enormemente redondo y muy bien  estructurado, con una gran acidez que le da muy buena persistencia y un paso bastante largo en el paladar.

Sin duda en excelente vino este Lagar do Cigur Crianza Garnacha Selección Mary Guinzo 2013.

Maridaje: Un vino que necesita de un plato a su altura. Lo vería ideal con un gran chuletón a la parrilla con una parrillada de verduras.