• El inclasificable artista asturiano Rodrigo Cuevas presenta su cabaret de folclore electrónico “El mundo por montera”

El ovetense Rodrigo Cuevas, cantante, compositor, acordeonista, percusionista y, sobre todo, inclasificable artista que ha conseguido combinar la música tradicional con las bases electrónicas y convertir el resultado en un espectáculo singular, rompedor, cabaretero y muy divertido, llega a Ponferrada. “El Mundo por montera”, que es su segundo espectáculo en solitario, se presenta en el Bergidum hoy sábado, 10 de febrero (20:00 horas).

 

Los que no conozcan a Rodrigo Cuevas tienen ahora ocasión de acercarse a uno de los artistas más singulares del momento. Su autenticidad desenmascara cualquier tipo de impostura. Cantante, compositor, acordeonista y percusionista. Estrella entre los arrabales de la contracultura. Tras estudiar piano y tuba en el conservatorio de Oviedo y Barcelona, Cuevas descubre en la música tradicional “la belleza que esconde la cultura de un pueblo”.

A partir de ahí se plantea una revisión folk bien humorada, con un discurso incasto, lúcido y sexy que rompe las lindes de la corrección. Rodrigo Cuevas nos hace reír con su desparpajo de insolente candidez porque, de tan real, pareciese alucinado. Su música “es synth folk, es tonada glam y es cabaret underprao” en la que hay mucho de “sincretismo musical en su abanico de sabores, de afluentes, de resonancias y de querencias”.

 

Rodrigo Cuevas lleva años con su proyecto, aunque la pandemia no se haya hecho viral hasta hace unos cuantos meses. Una aventura que se iniciaba en 2014 con el estreno de Electrocuplé, espectáculo desternillante que fusiona cabaret, copla, burlesque y, sobre todo, canción tradicional asturiana travestida con música de baile. Un show que durante algo más de dos años y tras cientos de actuaciones, ha sido la consolidación de Rodrigo Cuevas desde las oquedades del underground hasta el mainstream más populista.

El Mundo por montera es su segundo espectáculo en solitario. Una llamada de atención sarcástica en formato de zarzuela bufa. Hecho desde Asturias y para el mundo. Un nuevo show en el que muestra su universo: un mundo tradicional, rural, excéntrico pero, también, urbano, crítico y tecnológico. Su búsqueda es la verdadera esencia; un trabajo personal llevado al escenario; una exposición sincera para discernir lo verdaderamente importante de lo banal y prescindible. Un espectáculo donde hay más folklore, más música popular y más carcajada, todo ello enhebrado con calidad musical y vocal.

El espectáculo mantiene las constantes fundamentales que conforman la personal propuesta de Rodrigo, que abarca el humor, el etnoglamur, el erotismo, la diversidad musical más heterodoxa y la puesta en escena intransferible, junto con un repertorio totalmente renovado, un vestuario de nueva creación y un salto de titán en cuanto a la factura profesional.