Javier Ferrer, “hay muchas ganas de terraza”

  • Bravo Lux, uno de los bares de referencia en A Rúa retoma su actividad hoy jueves 21 de mayo
  • “La gente lleva días preguntándonos cuando abrimos”, nos comenta
Imagen de archivo de la mítica terraza de Bravo Lux, punto de encuentro en A Rúa. Ahora espera poder albergar a 40 personas cumpliendo toda la normativa. «Lo más importante es la salud de nuestros clientes», Javier Ferrer

 

La entrada de Galicia en la Fase 1 de la desescalada permitió la apertura de terrazas, en un principio al 30% de aforo y ahora al 50%. Un alivio para aquellos establecimientos de hostelería que dispongan de este espacio ya que les permite empezar a funcionar y hacer algo de caja.

Bravo Lux es un local de referencia en A Rúa (Valdeorras, Ourense) para el alterne a la hora de los vinos, tomar una copa por las noches y gozar de buenas tapas y una amplia terraza en la calle Doctor Vila. Con muchas ganas de empezar a funcionar, hablamos con Javier Ferrer, responsable del establecimiento.

“Después de tantos días de ostracismo, ya hay ganas de empezar a funcionar y el día 21 abriremos unas horas por la tarde para inaugurar la nueva etapa”, nos comenta Javier.

La apertura será de 20.00 a 23.00 h. y ya a partir del viernes 22 de mayo el horario será entre semana de 10.00 a 15.00 h por la mañana y de 19:00 h. a cierre por las tardes. Llegado el fin de semana el horario de apertura será, sin interrupción, de 10:00 h a cierre.

Las ganas de abrir también se comparten por la clientela, muy interesada en poder volver a Bravo Lux a tomar algo, airearse y alternar un rato. Tanto es así que Javier nos cuenta que “esta semana hemos estado de limpieza general en el local, preparando todo para empezar, y ha pasado tanta gente a preguntar cuando abríamos que tuvimos que cerrar la persiana (risas)”.

Comenta también este emprendedor de la hostelería ruesa que el Ayuntamiento está intentando ayudar al sector, no están cobrando la tasa de terrazas y esperan que haya flexibilidad en la ocupación de espacio público. Afirma también que cumplirá con los protocolos de seguridad, con distancia entre mesas, aforo, geles hidroalcohólicos a disposición, etc. Así mismo espera un comportamiento cívico de los clientes y que todo vaya bien en beneficio de todos.

Cuenta con poder meter a unas 40 personas en la terraza, mantener el servicio de siempre y ofrecer comida para llevar. “Veo con optimismo que podamos volver a funcionar”, remata Javier.