Balizas de separación en la vía de alta capacidad entre Sarria y Monforte para reforzar la seguridad

  • La Xunta refuerza la seguridad en la vía de alta capacidad entre Sarria y Monforte con la instalación de balizas de separación entre sentidos de circulación
  • Las actuaciones en marcha disponen de una inversión autonómica de cerca de 120.000 euros y el objetivo y tenerlas finalizadas este mismo mes de mayo
  • La intervención, a lo largo de casi 18 km, se centra en los trechos con línea continua en ambos sentidos, dónde ya no está permitido el adelantamiento
  • Las obras incluyen el pintado del eje de la vía con doble línea blanca y con resaltos y línea intermedia de color verde, así como la instalación de 390 captafaros y 641 balizas
  • Las medidas buscan incrementar la atención de los conductores sobre el hecho de que están circulando por una vía de doble sentido y la necesidad de adaptar la conducción la esa circunstancia
  • Esta actuación es complementaria a la contratación, ya iniciada, de la 1ª fase de desdoblamiento de la VAP Nadela-Sarria, con una inversión de 24,6 millones de euros

 

La Consellería de Infraestructuras y Movilidad está ejecutando una nueva medida de mejora de la seguridad viaria en la vía de alta capacidad entre Sarria y Monforte que incluye la instalación de balizas de separación entre sentidos de circulación.

Esta actuación, con una inversión autonómica de cerca de 120.000 euros, está siendo ejecutada por el servicio de conservación de carreteras de la Xunta en Lugo y el objetivo es tenerla finalizada este mismo mes de mayo.

La intervención se centra en los trechos donde existe línea continua en ambos sentidos, donde ya no está permitido el adelantamiento, por lo que no se reducen las posibilidades de adelantamiento actuales. Los trabajos se extienden a lo largo de casi 18 kilómetros, en los que se pinta el eje de la vía con doble línea blanca y con resaltos y línea intermedia de color verde y se instalarán 390 captafaros y 641 balizas.

Esta medida se adopta sobre un trecho de vía que tiene unos índices de peligrosidad menores que los del conjunto de la red autonómica de carreteras en la provincia de Lugo y en toda Galicia. El número de accidentes con víctimas en este trecho es reducido, pero el hecho de que cuando se producen tengan consecuencias graves llevó a tomar la decisión de llevar a cabo esta mejora y refuerzo de la seguridad.

Así, las medidas buscan incrementar la atención de los conductores sobre el hecho de que están circulando por una vía de doble sentido y la necesidad de adaptar la conducción a esa circunstancia.

Trabajos en ejecución

Los trabajos que se están ejecutando recogen tres acciones complementarias que buscan evitar velocidades excesivas y mejorar la percepción de la separación entre sentidos de circulación en los trechos dónde no está permitido el adelantamiento.

En este momento, se están ejecutando los trabajos de duplicación de línea contínua en el eje de la carretera con pintura de color verde entre dos marcas viales blancas continuas de 15 centímetros de ancho. Esto reduce ligeramente el ancho de los carriles de circulación, lo cual modera la velocidad y, junto con las balizas, ayuda a percibir mejor la separación entre sentidos de circulación.

Las tareas continuarán con la disposición de balizas verticales en el eje de la calzada, flexibles, durables y que soporten eventuales impactos de los vehículos. El efecto para los conductores será de cierta separación física de sentidos de circulación, con buenos efectos sobre la seguridad viaria, como ya se ha constatado cuando se implantaron en otras carreteras como la CG-1.5, entre Brión y Noia.

La intervención se completará con la disposición de resaltos sonoros en las líneas blancas del eje.

Con esta intervención la Xunta de Galicia sigue avanzando en la mejora de la seguridad viaria de esta carretera con una obra complementaria al desdoblamiento de la VAP: la contratación de la 1ª fase de desdoblamiento ya se inició para el trecho entre A Pobra de San Xiao y Sarria centro.