• Feijóo anunció la publicación en el DOG en este mes de enero de la primera convocatoria de ayudas para la compra de taxis eléctricos e híbridos
  • Resalta el compromiso de la Xunta para seguir impulsando la transformación del transporte público, actuando en las infraestructuras y en los servicios, como la oferta de la gratuidad del transporte público hasta los menores de 21 años
  • Afirma que el acuerdo entre taxistas y titulares de VTC hace que la Comunidad se convierta en una referencia de entendimiento entre los distintos actores del transporte público de pasajeros en vehículos de turismo
  • Recuerda que a pesar de tener competencias legales limitadas en esta materia de ámbito estatal, la Xunta trabaja desde hace diez años para conseguir que estas actividades se desarrollen en la Comunidad de forma segura, ordenada y planificada

 

El presidente del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, avanzó ayer que antes de que finalice este mes de enero, el Diario Oficial de Galicia publicará la primera convocatoria de ayudas para la adquisición de taxis eléctricos e híbridos, “para facilitar la movilidad con la menor contaminación posible”, añadió.

Durante la presentación del acuerdo entre el sector del taxi y los VTC tradicionales, Feijóo destacó de este modo el compromiso de la Xunta para seguir impulsando la importante transformación del transporte público que está llevando a cabo, actuando en las infraestructuras y también en los servicios: construyendo de forma simultánea las estaciones intermodales; renovando el conjunto de las líneas de autobús metropolitano para multiplicar su cobertura territorial; u ofertando la gratuidad del transporte público hasta los menores de 21 años y llevándola a todos los rincones de Galicia.

Asimismo, subrayó el compromiso de trabajar para ofrecer a los gallegos la posibilidad de desplazarse en vehículos de turismo en las mejores condiciones de calidad, refiriéndose al acuerdo entre taxistas y titulares de VTC, que hace que la Comunidad gallega se convierta en una referencia de entendimiento entre los distintos actores del transporte público de pasajeros en vehículos de turismo.

“Estamos hablando de una noticia que es positiva para ellos y para los gallegos”, dijo, recordando que a pesar de tener competencias legales limitadas en esta materia de ámbito estatal, la Xunta viene demostrando de forma continua su interés por buscar fórmulas de entendimiento para facilitar el desarrollo ordenado de ambas actividades laborales.

Para el presidente del Ejecutivo gallego a disposición al diálogo de los colectivos profesionales, sumada al deseo de la Administración autonómica de contribuir con sus medios y sus limitaciones normativas a buscar el entendimiento permite hoy despejar el riesgo de replicar en Galicia el escenario de beligerancia que produce en otros lugares a ausencia de un reglamento estatal único y claro sobre el sector, capaz de garantizar una competencia justa y leal. No en vano, gracias a este entendimiento, resaltó, fue posible modificar el marco normativo autonómico con la conformidad de unos y de otros.

“Así, desde el pasado 1 de enero está en vigor la cláusula que establece en 15 minutos el tiempo mínimo de precontratación para el arrendamiento de vehículos de turismo con conductor; 15 minutos que aportan futuro para las cerca de 5.000 familias gallegas cuyo sustento depende del transporte en vehículos de turismo”, abundó, afirmando que además se asegura que la oferta de transporte a la disposición de los ciudadanos crezca, amparada por unas reglas claras y respetando los derechos adquiridos.

Feijóo aprovechó el acto para reconocer la labor de un colectivo profesional que ofrece los servicios de transporte público más próximos a los usuarios, además de constatar que el Gobierno gallego viene trabajando desde hace diez años para conseguir que estas actividades profesionales del servicio público se desarrollen en la Comunidad de forma segura, ordenada y planificada.

Así, este canal de interlocución continua hizo posible aprobar en este tiempo la primera Ley del taxi de Galicia, acordada con el sector, y su correspondiente reglamento, que incluye el distintivo de uso obligatorio para los servicios de VTC; así como introducir, por primera vez, la posibilidad de flexibilización de tarifas en atención a una demanda del sector del taxi.

En esta misma línea, destacó que solo en esta legislatura, las ayudas de la Administración autonómica facilitaron la compra de cerca de 150 vehículos adaptados para lo transporte de personas con movilidad reducida.

El presidente de la Xunta concluyó incidiendo en que el Gobierno gallego seguirá trabajando por facilitar la convivencia en un doble sentido: en el ámbito normativo, “hasta el límite de nuestras competencias”; y en el terreno práctico, acompañando e impulsando a los responsables para conseguir juntos servicios que respondan de la mejor manera posible a lo que demandan y precisan los ciudadanos.